Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

-EL DUEÑO DE LA VIÑA, EL DUEÑO DEL CAMPO, EL DUEÑO DE LA VIDA. DIOS NUNCA ES INJUSTO.-

martes 9 de febrero de 2010

-EL DUEÑO DE LA VIÑA, EL DUEÑO DEL CAMPO, EL DUEÑO DE LA VIDA. DIOS NUNCA ES INJUSTO-

El dueño de la viña, el dueño del campo, el dueño de la vida. Dios nunca es injusto.
 

 

 

 
Pontevedra a 09 de febrero de 2010

 

 

 
Hola hijos míos.

 

 

 
Recuerdo que, cuando era niño y acompañaba a mis abuelos a los pequeños campos, donde cultivaban lo necesario para poder acompañar generalmente la dieta de pescado de nuestros mares, pues el pescado, era la base alimenticia desde siempre de los pueblos asentados a las orillas de los mares, aunque, ya en mi época, por suerte ya empezaba a abundar casi de todo, y ya se podía hacer una alimentación bastante variada y asequible, a la mayoría de las gentes sencillas y humildes. Sin embargo, todavía se trabajaban los pequeños campos, donde se plantaba un poco de todo, más tan cerca del mar, debido a la humedad y a la altitud, y a las temperaturas suaves, pues los mares en su temperatura, son más regulares, que las temperaturas del resto del medio ambiente, que tienden a calentarse o enfriarse más rápidamente, sin embargo, el mar, al ser un gran vaso comunicante de grandísimas extensiones, se enfría o se calienta, muchísimo más lentamente. Pues no tarda lo mismo en calentarse al fuego, un cazo pequeño de agua, que una gran olla llena de agua. Y el mar y los océanos, al ser unas extensiones tan grandes de agua, es muy normal, que tarden mucho más en calentarse o en enfriarse, con las temperaturas a que está expuesto, el Sol, el aire, volcanes sumergidos, el invierno, el frio, la noche, etc., por lo que, en nuestras latitudes, las temperaturas medias que existen a las orillas de los mares, son muy diferentes de las temperaturas que existen tierra adentro, o a otras alturas, etc.

 

 

 
Pues como os decía, cuando era niño, se plantaba un poco de todo, más debido a nuestras temperaturas y humedad, lo que mejor se daba por aquí era el maíz, que era la base de nuestros panes caseros, etc., y recuerdo, que, cuando acompañaba a alguno de mis abuelos a estos campos y ya el maíz estaba plantado, el principal trabajo de mis abuelos en su pequeños y dispersos campos, durante el verano, se centraba en regar el maíz, con los regatos que a propósito se encauzaban ya desde siempre, y, como, con el agua de estos regatos, se regaban numerosas fincas y de distintos propietarios, había un calendario y horario establecido para cada propietario, que era ley, y, que salvo excepciones, todo el mundo respetaba, de tal manera que, tal o tales días, a determinadas horas, le tocaba a tal o cual propietario, la riega de su campo o campos, etc. ¿Y, sabéis cual era el trabajo de la riega del campo, más arduo, más duro, que llevaba más tiempo, y que además causaba gran preocupación y trastorno a mis abuelos, y a todos los regantes? ¡Os aseguro, que no era quitar las malas hierbas, ni dirigir el agua, por este o aquel surco del sembrado, etc., era sin duda alguna, los agujeros en el campo realizados por los topos y ratones, pues, por dichos agujeros se escapaba parcialmente, y en la mayoría de los casos se escapaba totalmente el agua, y, lejos de humedecer las raíces del maíz, y lejos de dar de beber, el agua limpia y fresca de los regatos, al maíz sediento de vida, y sediento de seguir brotando, con su fresca verdura, con sus más nuevos brotes de vida verde, pues muy lejos de todo esto, los topos y ratones, robaban esta maravillosa agua fresca de vida, robaban esta maravillosa agua, que no solo era la vida del maíz, si no, que esta agua, llevaba la vida de los frutos, que alimentarían la vida de quienes cultivaban los campos. Y, así, esta vida, se perdía bajo tierra sin control, para dar de beber a unos cuantos topos, ratones, etc., pues la mayoría del agua se perdía inútilmente para los sembradores, en profundidades, o lejanías, lejos del cometido a que estaba destinada, viéndose así, su esfuerzo, su trabajo y dedicación fracasados, y su alimentación en riesgo.

 

 

 
Pues como os decía antes ¿Sabéis, cuál era el principal trabajo y preocupación de mis abuelos, y los demás regantes? Era sin duda alguna, el taponar y obstruir aquellos indeseados agujeros, por donde se escapaba, su sudor de caluroso verano, y, se escurrían sus ilusiones, de saborear un pan tan deseado y esperado ¿Y, sabéis como taponaban o obstruían, estos agujeros? ¡No era con ninguna herramienta, si no, que con sus pies, que poniéndose de pie encima de estos agujeros presionaban con fuerza hacia abajo, tratando de hundir lo más posible, la tierra blanda de los agujeros, hasta que se conseguía taponar estas enormes vías de agua, que amenazaban con tragarse, todo el sustento de aquellos campos! Esta manera de taponar y obstruir, los dichosos agujeros, pues no eran solo unos cuantos, si no, que a lo largo y ancho del campo, un solo simpático de estos animalillos, hacia una red de túneles y agujeros, que serian la envidia de muchos ingenieros y arquitectos. Ahora imaginaos, cuando en el lugar, había varios de estos graciosos y maravillosos animalillos de documental, haciendo lo que mejor sabían hacer, haciendo todo aquello, lo que su sabia naturaleza, le mandaba hacer, etc. Por todo esto queridos hijos, siempre os he estado diciendo, que primero, son nuestros semejantes, que, primero es más importante la naturaleza humana, ya que, la naturaleza humana es más perfecta y evolucionada, que la naturaleza de las demás cosas, y vida que nos rodea, porque, la naturaleza humana, Dios la creó a su imagen y semejanza, por eso, es mucho más importante ocuparnos de nuestro prójimo primero, y, cuando la justicia reine en todos los seres humanos, todos amaremos de verdad a la naturaleza que nos rodea, y la cuidaremos con verdadero amor, más, si antes nos ocupamos de amar, y cuidar de nuestro entorno, y, despreciamos, etc., a nuestros semejantes, es como empezar la casa por el tejado y sobre el suelo, pues si nos situamos encima del tejado, vendrán los vientos fríos y nos helarán, vendrán las frías lluvias y nos mojarán, vendrá el caliente Sol y nos quemará, etc.

 

 

 
Como os decía, de esta manera de taponar y obstruir los agujeros, resultaba gracioso para un observador, pues se tenía que presionar fuertemente la tierra blanda de los agujeros con ambos pies y sin saltar, ni presionar con ambos pies a la vez, si no, que, primero inclinando un poco el cuerpo hacia un lado se presionaba más sobre el pie, de ese mismo lado, y, luego se balanceaba el cuerpo hacia el otro lado, y se pisaba fuertemente en ese otro lado, y así varias veces sobre el mismo agujero, por lo que al observar dicho balanceo y pisoteo, resultaba muy gracioso a los ojos de un niño, que observaba como sus respetables y serios abuelos, con resignación bailaban un baile, al que no habían sido invitados, y tenían que asistir por obligación. Este balanceo o baile, se realizaba con los pies en paralelo, y, girando sobre el mismo agujero, y un poco girando sobre uno mismo, un poco hacia un lado, y luego otro poco hacia el otro lado, y algunas veces se completaba un giro completo, y, a la vez, levantando de vez en cuando alguno de los pies, adelantándolo o atrasándolo, y, todo esto sin dejar de pisotear ¿acaso, esto no os recuerda algo o mucho, a los más famosos bailes latinos de la actualidad? ¿Quizás, acaso, tal vez, todos estos movimientos sean la base y la cuna, de la mayoría de nuestros bailes, a los que se les a añadido, parte de muchos rituales de emparejamiento de ciertos animales?

 

 

 

 

 
¡Bueno! ¿Vosotros qué haríais, si pudieseis para impedir, que existiesen esos agujeros y quienes los provocaban, que, haríais, para poder sobrevivir humildemente y que no os faltase el pan, ni a vuestros hijos, o nietos? ¿Acaso, si pudieseis, no eliminaríais aquellos supuestos simpáticos y graciosos asesinos, que amenazaban con mataros de hambre a vosotros, y a vuestros hijos y nietos? ¿Para vosotros, que sería primero y más importante, el egoísmo de estos hermosos o asquerosos animalillos y su alimentación, o seria primero, el egoísmo de vuestra supervivencia y la de los vuestros?

 

 

 
¡Como, siempre, os recuerdo que hay un orden natural y de armonía natural, para que, todo el universo, para que, todo lo que existe, se mantenga funcionando de manera correcta y de forma ordenada y armoniosa, y, donde, los seres más elevados, los seres más evolucionados, los seres más perfectos en la naturaleza de todo cuanto existe, son los encargados de dirigir, y mantener esta armonía, y orden natural!

 

 

 
¡De manera, que, si le dejáis el control de vuestros campos a los ratones y topos, no recogeréis cosecha alguna, y en vuestros campos reinará el caos, la destrucción y la muerte de vuestras cosechas, poniendo en peligro vuestra propia existencia y la de los vuestros, y, la existencia de todos, los que de vosotros dependen, e, incluso, del resto de la naturaleza que existe a vuestro alrededor!

 

 

 
¡Es por todo esto, que siempre os digo, que, primero son vuestros semejantes, y cuando, todos los seres humanos puedan vivir en paz, sin disputarse los alimentos, ni el agua, ni el vestido, ni la casa, ni el sexo, ni el suelo que pisan, ni se explote el esfuerzo de los demás en beneficio propio (trabajo empresarial y trabajo privado), y, cuando no haya disputas por ninguna necesidad humana básica, o, de ocio, etc., es cuando realmente comprenderéis, que, amando al prójimo como a nosotros mismos, con el amor resultante, nos resultará muy fácil y sencillo, amar nuestro entorno, amar al resto de la naturaleza, y ser los guardianes sinceros y honestos, del orden y armonía de nuestro medio ambiente!

 

 

 
¡Por eso, primero hay que buscar la justicia de Dios en este mundo, y, la justicia de Dios en este mundo, es sin duda alguna, la igualdad y el amor entre todos los seres humanos, que fueron hechos y creados a imagen y semejanza de Dios, y, son los seres más elevados, más evolucionados y perfectos de este mundo, y, los encargados de mantener el orden y la armonía natural, más, si dejáis el control de este mundo, a los seres humanos irracionales, a los seres humanos menos evolucionados, a los seres humanos más imperfectos, a los ángeles caídos, a las mujeres, a los muchachos, a los drogadictos, a los homosexuales, a los egoístas, etc., reinará el caos, la destrucción y la muerte, al igual que ocurre, si dejáis el control de vuestros campos a los ratones y topos, etc.!

 

 

 
¿Acaso, para seguir sobreviviendo vosotros y los vuestros, si pudieseis, no controlaríais a la plaga de ratones y topos, etc., y sin llegar a exterminarlos, no los erradicaríais de vuestras fincas y campos?

 

 

 
¡Y, si Dios, creó este hermoso campo de la vida, y, es dueño de la vida, pues Él fue quien la creó, e injerto en nuestro mundo, y, si Dios, creó al hombre y es dueño de su vida, y, si Dios, creó al hombre para que fuese feliz, y cuidase de este campo de la vida, y el hombre se dedica a destrozar este campo, a unirse y a dejarse conducir, por los ratones y topos, que son los seres humanos irracionales! ¿Acaso, Dios sería injusto, si tomase la vida que el plantó, y, que no da sus frutos, si tomase la vida, que seca y que devora, a toda vida a su alrededor y la arrancase, y la echase al fuego, para que la vida buena pueda sobrevivir, y dar sus buenos frutos, por hacer esto, Dios seria injusto?

 

 

 
¿De verdad, que todavía seguís creyendo muchos, creyentes o ateos, que Dios es injusto?

 

 

 
¡Si de verdad, seguís creyendo, que Dios es injusto, es porque vuestro egoísmo, os ciega!

 

 

 
¡Si de verdad, seguís creyendo, que Dios es injusto, es porque vuestra ignorancia guiada y conducida por los irracionales, os ciega!

 

 

 
¡Si de verdad, seguís creyendo, que Dios es injusto, es porque sois seres irracionales!

 

 

 
¡Si de verdad, seguís creyendo, que Dios es injusto, es que sois los ratones y topos, de este campo, que es la vida!

 

 

 

 

 
Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

 

 

 

 

 

 

 
¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

 

 

 
¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

 

 

 
¡Manifestémonos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por nuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles!

 

 

 
¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

 

 

 
Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

 

 

 
Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)


(Más información en: ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

Publicado por Gran Monte en 12:39 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Anuncios

Ninguna respuesta to “-EL DUEÑO DE LA VIÑA, EL DUEÑO DEL CAMPO, EL DUEÑO DE LA VIDA. DIOS NUNCA ES INJUSTO.-”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s