Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

—ADÁN (2ª.PARTE)

sábado 20 de marzo de 2010

Adán 2ª.Parte.
Pontevedra a 19 de marzo de 2010.
Hola hijos míos.
¿Quién era Adán? ¿Quién fue Adán?

Bueno, Adán era un ser puro, formado de la mismísima genética del Dios creador de nuestro mundo. Y, ya os tengo explicado, que, el barro o polvo, con que Dios creó a Adán, eran la vida ya existente en el Planeta Tierra, que por ser este su nombre, tierra, polvo, barro, etc. significaban para los Ángeles del Cielo, y, para Dios, el nombre con que designaban la vida terrestre.

Más en el caso de Adán, el polvo que Dios tomó para crearlo, no fueron los monos, ni los simios, si no, que, tomó una vida más elevada evolutivamente hablando. Tomó un cuerpo de un ser humano que ya existía por entonces, ¿y, quien eran estos seres humanos? Estos seres humanos eran los ángeles caídos, los ángeles que fueron arrojados del Cielo, los ángeles que descendieron del Cielo, y que, su ciclo vital es el de involucionar, es buscar la muerte de su personalidad, para fundirse con la vida inconsciente que está en todas partes y lo llena todo. Y, Dios cuando arrojó a los ángeles caídos a la Tierra, si que a estos los formó tomando los cuerpos animales de los simios, y, dando lugar a varias especies de homínidos antiguos, de los cuales procede casi en su totalidad la genética de Eva, pero, Eva, al ser formada con parte de la genética de Adán, fue más evolucionada y perfecta que los ángeles caídos, pero, no de IGUAL PERFECCION Y EVOLUCION, como Adán, y, como todos los hombres que descenderían de Adán. Sin embargo, como ya está escrito en las Sagradas Escrituras, y, como ya os tengo dicho, los hijos e hijas de Adán y Eva, se cruzaron biológicamente con los ángeles caídos, pero, no vayáis a pensar, que, esto, fue un accidente, o una casualidad, o una circunstancia del azar, no, no lo fue, ya que Dios, como es justo, estaba dando una nueva oportunidad, a todos aquellos ángeles caídos, que, ayudados por el empuje que le proporcionaría, el cruce biológico con los hijos e hijas de Adán y Eva, tendrían la nueva oportunidad de reciclar, todos sus defectos y males espirituales, ya, que, el cruce biológico con los hijos e hijas, de Adán y Eva, les daría fuerza y vigor espiritual a todos aquellos, que aportando un esfuerzo de voluntad, quisieran volver a ascender en el camino hacia su Dios, hacia su Señor, hacia la perfección, pues Dios es justo, y, sabe que, aun en todo lo que ya parece perdido, y, sabe que, en todo aquello que se había perdido, siempre hay, quien se arrepiente y recapacita, y decide volver a encontrar la senda del camino duro y difícil, para regresar al lado de su Dios.

Por lo que, Adán al principio llevaba el espíritu puro del Dios creador, llevaba su mismísima personalidad, pero, recubierta de un cuerpo humano, recubierta de una nave biológica espacio temporal, adecuada a las dimensiones de nuestro mundo terrestre, y, por ser, la mismísima personalidad, del Dios creador hecha hombre, por esto, toda la demás vida existente y ángeles caídos, y, ángeles no caídos, debían postrarse ante él, debían adorarlo como si, del mismísimo Dios creador del cielo se tratase, y, la prueba era, que, Dios cuando lo creó, y, después de darle la vida, hablaba con él, de tu a tu. Dios, no exigía a Adán, que se postrase ante Él, ni que lo adorase, ni nada parecido, ¿por qué? Y, no era porque Adán no fuese muy inteligente, pues estaba claro, muy claro, que Dios consultaba cosas con él, como se ve en génesis, y, le dejaba participar en ciertas cosas sobre todo lo creado, etc., y, ¿Cuál podrían ser los pecados originales de Adán entonces? Pues precisamente los que procedían de su cuerpo, los defectos, imperfecciones, males, etc., que procedían de la vida terrestre y estaban construidos y basados en instintos, y sentimientos y emociones, que tendrían que pasar a través de los órganos del cuerpo humano, convirtiéndose en sentimientos CONTAGIADOS POR LOS INSTINTOS ANIMALES DEL CUERPO FISICO, y emociones, CONTAGIADAS por los instintos animales del cuerpo físico, y, a través de la reproducción sexual y de la descendencia, dividir y así compartir, el duro trabajo hacia la perfección, y, conseguir crear, más y más vida, nueva y fresca, generación tras generación, PARA purificar y purificar, más vida básica, y TRANSFORMAR nueva vida básica y elemental, en seres que desarrollasen la genética divina trasmitida por Adán. Conseguir a través de la reproducción sexual, dividirse genéticamente, y transmitir parte de su divina personalidad a nuevos descendientes, y, repartir así el trabajo, y compartir así el trabajo, y entre todos crear nuevos frutos, y ascendentes ángeles nuevos, que en las Sagradas Escrituras se les llama ovejas, y, esta purificación para elevarse espiritualmente, no es más que, dominar los instintos básicos del cuerpo humano animal, y, transformarlos en justicia, en paz, en amor y felicidad, pues este, es el principal objetivo de la VIDA ASCENDENTE, pues, este es el principal objetivo de la vida que se perfecciona, y busca a Dios, del cual procede toda vida.

¿Queréis más información sobre quien fue Adán? ¿Necesitáis más información sobre quien seria Adán? ¿Qué creéis que significa esto de “Yo Soy el que Seré” o, que creéis que significa esto de “Yo Soy el que Soy”? ¿Acaso, creéis que Dios juega a ser un payaso para divertir a los hombres, y, decir frases caprichosas sin sentido alguno, sin un sentido verdadero y profundo? ¿Quién hay más sabio y poderoso que Dios? ¡No hay nada, ni nadie, más sabio y poderoso que Dios, ni más serio, ni más honrado, ni más bueno, ni más perfecto! ¿Entonces a que viene que le dijera a Moisés, “Soy el que Seré”, y, que sentido serio tiene esta frase, por qué, si Dios siempre Es, por qué, le dice a Moisés, “Soy el que Seré”? ¡De todo esto, ya os tengo hablado un poco, y, si recapacitarais sobre todo lo que os digo, ahora ya lo sabríais! ¡Dios, le dice a Moisés “Soy el que Seré”, porque Dios se había hecho hombre a través de Adán, y, a través de la descendencia de Adán, el espíritu de Dios, dormiría a través del tiempo y el espacio, en el árbol de la vida del hombre, pero, como en todo largo sueño, pero, como en toda una larga noche de invierno, uno se despierta varias veces, abre los ojos, da unas vueltas sobre su cama, e incluso, puede levantarse durante unos momentos, para luego, volver a la cama biológica del árbol de la vida del hombre, y, volver a dormirse hasta que amanezca el nuevo día, hasta que amanezca en un nuevo día soleado y hermoso de primavera, hasta que amanezca TOTALMENTE la personalidad de Dios, en el Seré, pues por eso, yo soy el principio y el fin, y, por eso, también soy el que soy, porque nunca dejo de ser lo que soy, porque, soy todo lo que existe, y, estoy en todo lo que existe. Más si no entendéis estas cosas, tampoco os son necesarias, para impediros seguir el camino justo de la vida, ni, justifican que no os comportéis como seres humanos honrados, ni, os impiden comportaros como seres racionales, si no, que, yo no os exijo sabiduría, yo, no os exijo, que hagáis magia profunda e inexplicable, para que os comportéis como buenas personas, si no, tan solo os exijo justicia con vuestro prójimo, y, esto es fácil y sencillo de comprender, aunque vuestros instintos animales se rebelen, vuestras conciencias racionales saben lo que es justicia, y, que, la diferencia y discriminación del prójimo, con respeto a nosotros y a lo nuestro, son alimento de nuestros instintos biológicos básicos, son el alimento de nuestros instintos biológicos de animales inteligentes, pero irracionales, son el egoísmo y los deseos posesivos que sienten los gatos, los perros, los pájaros, lo leones, las vacas, las cabras, las ardillas, los conejos, las ratas, etc., ¿Acaso, todavía creéis que sois como estos animales? ¿Tal vez, todavía creéis, que lo único que os diferencia de estos animales es la ropa, o el coche, o la casa, o la lavadora, o el aire acondicionado, o la radio, o la televisión, etc.? ¿Acaso, una ardilla o una rata, son capaces de sentir justicia por sus semejantes? ¿Acaso, si tenéis en vuestras casas, un perro o gato muy hambriento, compartirá la comida sin rechistar, sin gruñiros, sin daros un zarpazo? ¿Acaso, no existen ya estudios científicos, que avalan que en Adán, existen circunstancias FÍSICAS, PRUEBAS FÍSICAS, MATERIAL ORGÁNICO FÍSICO, de los cuales carecen todos los demás animales terrestres? ¡Ya, no son simples conjeturas, ya, no son simples palabras escritas en libros, ya, no son simples imaginaciones, ya, no son simples utopías religiosas, son pruebas físicas que corroboran, que confirman, que Dios existe y fue el creador de toda vida y del hombre! ¡Si todavía queréis dejaros conducir, por los egoístas ignorantes, y despreciadores del bien, despreciadores de la justicia, despreciadores de la paz, el amor y la felicidad, allá vosotros, por esto, os he dejado el libre albedrio, para que tuvieseis libertad durante generaciones, para escoger entre el bien y el mal, no importaba que os equivocarais constantemente, yo, ya sé, que no sois perfectos ni buenos, pues se, que lo más importante, no es equivocarse continuamente, si no, que, lo más importante, sin duda alguna es, ARREPENTIRSE de los errores y defectos, e intentar día a día, esforzarse por intentar cambiar, y tratar de ser personas honradas con nuestro prójimo, y, tratar de ser personas justas con nuestro prójimo, pues el solo hecho, de desear ser buenas personas y buscar nuestro continuo y sincero arrepentimiento, es suficiente para mi, para concederos mi perdón, y acogeros en mi alma, y, con todo mi cariño y amor, conduciros lejos de las angustias y sufrimientos, y, guiaros a partir de ahora, hacia el camino fácil y llano, de la justicia y la paz!

¿Todavía no sabéis quien era Adán? ¿Todavía no sabéis quién soy? ¿Todavía no sabéis que significa, que el Espíritu de Dios este dormido, en ciertos personajes de las Sagradas Escrituras? ¡Mi espíritu estaba despierto en Adán, luego permanecía dormido en los grandes patriarcas de la humanidad, y, mi espíritu dormía en Moisés, y dormía en el rey David, y, estaba en Jesucristo, y, estaba en Muhammad (Mahoma), y, tal como os había prometido, a través de todos mis profetas y mensajeros divinos, algún día despertaría del todo, y ese día, convertiría en realidad esta frase “Soy el que Seré” Y, despertaría para guiaros, para conduciros a la justicia, a la verdad, a la libertad de libraros de vuestros instintos animales que os poseen, y, sobre todo, despertaría, para ser el que soy, y, levantaros mi reino, el reino de Dios o Paraíso prometido!

¿Todavía no comprendéis, quien era Adán? ¿Todavía tenéis dudas, de quien era Adán? ¿Todavía os resistís a creer, que Dios se hace hombre? ¿Todavía os cuesta creer, que Dios se hace Ángel, o Arcángel, etc.? ¡En todo caso, la ignorancia de estas cosas, no son las que os perderán, si no, que por vuestra egoísta ignorancia, incumpláis mis Mandamientos de la Ley, si no, que, lo que hará que se pierda vuestra vida, será que no pongáis en práctica el amor a vuestro prójimo, si no, que lo que os perderá, será, que no seáis justos y honrados con vuestro prójimo!

¡De todas formas, para todos aquellos que busquéis conocimiento, y, para todos aquellos que creéis en mí, y, me ayudáis a que las ovejas comprendan y sigan por un buen camino, os lo explicaré de otra forma!

Los que creéis en Dios, y, que por supuesto creéis y estáis convencidos, de que Dios existe, sabéis perfectamente que de Dios, emana todo lo que existe. De Dios, emana toda vida. De Dios, emana toda la naturaleza. De Dios, emana todo el orden natural y armonía en todo lo que existe. De Dios, emana toda paz. De Dios, emana todo amor. De Dios emana todo placer y toda felicidad. Pero, ante todo, de Dios, EMANA TODA JUSTICIA ¡Y, retened esto último en vuestra memoria, pues lo vais a necesitar para comprender, y así, comprobar lo que ya os tengo explicado muchas veces!

¡Ahora os pondré un ejemplo: Cuando vais a sembrar un campo de patatas! ¿que lleváis en vuestras alforjas, en vuestros cestos, en vuestros sacos? ¿Quizás, lleváis piedras para enterrarlas, y, abonarlas y esperar, a que fructifiquen y os produzcan más patatas? ¿O, como es natural, si queréis cosechar patatas, llevareis en vuestros recipientes, patatas para sembrar, y, luego recoger más patatas? ¡Pues si de Dios, EMANA TODA JUSTICIA! ¿Acaso Dios, en sus alforjas de la vida, cuando va a sembrar justicia, lleva injusticia? ¡No, pues Dios cuando siembra justicia, lleva justicia en su cesto de la vida! ¿Cómo siembra Dios la justicia, en el campo de la vida? ¿Acaso, Dios siembra su justicia en las piedras, acaso, Dios siembra su justicia en las hierbas del campo, o, tal vez, Dios siembra su justicia en vuestros gatos y perros hambrientos a la hora de comer? ¿Empezáis a comprender donde siembra Dios, su justicia primera en este mundo, y en todos los mundos que existen? ¿Empezáis a comprender, que si de Dios emana toda justicia, Dios no es injusto, si no, el más justo de todo cuanto existe? ¿Y, si Dios es el más justo, creéis que cargaría con su justicia a otros, y, se echaría a dormir, se acostaría y haría que otros trabajaran lo más duro y difícil por Él, de verdad, que si de Dios emana toda justicia, Dios se comportaría como un ser egoísta e injusto, seria este el ejemplo de un Dios bueno, perfecto y justo? ¡No, Dios no se comporta así, ni, daría este ejemplo, ni a los seres humanos, ni a los ángeles de los Cielos! ¡Si os imagináis que Dios, es como vuestros ricos, como vuestros reyes, como vuestros gobernantes, como vuestros poderosos, como todos vuestros guías religiosos o no, que cargan sobre los demás todos los problemas y angustias de la humanidad, que cargan pesadas cargas sociales, económicas, éticas, religiosas, morales, sobre los demás, mientras ellos se divierten y descansan, etc., os equivocáis, Dios no es así, ni es este el ejemplo, que os da a través de sus profetas y mensajeros! ¡Pues Dios, es el más justo, y,

donde primero carga su justicia, es sobre sí mismo, y,
en este mundo cargó con la justicia, y con todos los defectos de este mundo,
haciéndose hombre a través de Adán!

Dios Fuerte (Cristo Maestro Andar)

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡Manifestémonos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por nuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

Publicado por Gran Monte en 11:22 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Anuncios

Ninguna respuesta to “—ADÁN (2ª.PARTE)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s