Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

-¡NOTEMAIS AL MAL,…!-

domingo 27 de junio de 2010

¡No temáis al mal, temedme a mí!
Cáceres a 27 de junio de 2010.
Hola hijos míos.

Ya os tengo dicho, que, soy muy observador de la naturaleza, y lo hago porque me gusta y me entretiene mucho, pero, más que todo esto, la observo porque, en la naturaleza se encuentra escrito mi enciclopedia de la vida. ¡Mirad esto que os digo, todo lo que existe y todavía ha de existir, ya está escrito en esta enciclopedia natural viva que os rodea, y, que yo escribí, con toda clase de energías vivas visibles e invisibles, y, que yo escribí, con toda clase de energías perceptibles o imperceptibles, a los sentidos de los seres humanos, y demás seres existentes! Y lo más importante de todo esto, es que, la observo y la estudio, porque, dejé escrito en la naturaleza toda clase de señales y mensajes cifrados, para que yo pudiese seguir mi camino, a través del tiempo y el espacio de las generaciones, y, también para guiar a mis profetas y mensajeros, etc. No importa que la mayoría no entendáis estas cosas, pues ya os tengo dicho, que, lo más importante para vosotros, son vuestros frutos, vuestros comportamientos, que son en realidad, lo que a mí me interesa, ya que por todo esto, os reconoceré y os salvaré. Que entendáis mejor o peor, lo que os explico, o, que no lo entendáis, no tiene importancia, lo que sí la tiene, es que, si no entendéis, no perdáis la fe, puesto, que, por medio de vuestra fe, os salvareis muchos. No os salvareis por vuestros títulos académicos o universitarios, ni por vuestra posición social, ni por vuestras influencias y posesiones terrenales, si no, porque la fe, hará que os comportéis de forma racional, si no, que, la fe, hará que os comportéis como personas honradas, si no, que, la fe, hará que vuestros frutos y vuestras obras, serán las que Dios os aconsejo que realizarais, si no, que, la fe, hará que vuestro comportamiento sea, el que yo he sembrado en vosotros, en vuestros corazones, en vuestras almas humanas, y, en vuestras conciencias que amanecen para mi, que amanecen limpias y blanqueadas a mi luz, y amanecen despiertas a mi verdad.

¿Sabéis, por qué, os estoy hablando de la naturaleza y de todo cuanto he creado? Bueno, hoy en las noticias nacionales de España, escuché a un ministro hacer un chiste sobre Dios burlándose despectivamente, pero, en realidad, tan solo se están riendo de su incapacidad, para percibir el poder inmenso de Dios, pero, en realidad, tan solo, se están riendo de su burlona ignorancia, para comprender el verdadero poder de Dios, pues aunque, me perciben perfectamente, en su ignorancia, se creen que Dios, es un hombre más, o, es como un hombre más, etc. Por esto, os estaba hablando de la naturaleza, y os voy a poner un ejemplo:

Imaginaos que después de amanecer, en uno de estos días caluroso de verano, estáis dando un paseo por el campo, y, observáis como todas las especies diurnas se agitan alegres, comenzando con sus actividades y quehaceres, y, mientras se levanta el Sol poco a poco, las especies nocturnas, que ya habían empezado a retirarse a sus escondites, lugares sombríos, oscuros y húmedos, donde permanecer escondidos del Sol y de los ojos de la luz. En esto, observáis como un pequeño caracol, que se había retrasado, apura por el camino soleado ya, tratando de sacudirse aquella luz y calor del Sol, que amenaza con convertir su concha, en un estupendo horno de asar, y no a la plancha, si no, de un asado más criollo y natural. Y mientras lo observáis atentamente, para ver si es capaz de conseguir, atravesar aquel ancho camino, y llegar hasta las húmedas sobras, os paráis y esperáis, para ver si lo consigue, y, en esto, que, el caracol cambia de dirección y se dirige hacia vosotros, que estáis en medio de aquel ancho camino, seco y caliente, que amenaza con secar toda la baba, que deja detrás de sí, aquel animalillo indefenso, no solo ante la luz y el calor del Sol, si no, también, ante muchos depredadores que, se darían un banquete a su cuenta, o, se la darían a alguno de sus hijos, etc. Al ver este gesto, del animalillo de dirigirse hacia vosotros, todavía os quedáis más quietos, tal vez, para no interferir en sus movimientos, tal vez, para no herirlo, etc., y, en esto, que al llegar a la sombra, que proyecta uno de vuestros pies, el caracol se para, como si esto, le diese fuerzas, como si esto, le devolviese la esperanza de sobrevivir, más el caracol, como es muy corto de vista, y corto de oído, trata de averiguar con sus antenitas, si esta sombra, donde se ha refugiado es segura, y sobre todo, fresca y húmeda, pero, al tocar con sus sensibles cuernecitos, el calzado artificial, del gigantesco observador, nota, que aquello, que ve, que toca, que observa, con sus sentidos más despiertos, no es algo para él, natural, mejor dicho, no es lo para él, sino más bien, algo sobrenatural, ya que presiente, y percibe algo muy grande y desconocido, pues lo que puede ver, no se asemeja a nada que conozca, pues lo que puede sentir al tocarlo, no se asemeja a nada que conozca, y, como resultado de todas sus apreciaciones, decide que aquel refugio no es el adecuado, no es seguro, y después de tomar aliento, y un poco de frescura, decide abandonar aquella sombra, y dirigirse hacia otros destinos más adecuados a su naturaleza, sin saber, cual de ancho es aquel seco y caliente camino, que probablemente, no podrá atravesar sin quemarse, o quedar medio cocinado dentro de su propio caparazón natural. Y al ver la reacción del caracolillo, vosotros, sentimentalmente os apenáis, y decidís intervenir, cambiando vuestros pasos y poniéndolos, donde se proyecte vuestra sombra sombre aquel animalillo, para así, protegerlo de los rayos alegremente cocinadores del Sol, mas, una y otra vez, en su desconfianza, y en su ignorancia, el caracol se aleja de vosotros, y más y más, se expone al Sol, y, hasta cambia de rumbo y dirección varias veces, exponiéndose mortalmente, aquel Sol inocentemente freidor.

Bueno, esto, mismo les ocurre a estos gobernantes corruptos, mentirosos y drogadictos, y a todos sus amos a los que les sirven, y a todos sus cómplices que los apoyan y animan, notan y perciben mi sombra de conocimiento y verdad, y, perciben mi sombra salvadora, y ante su desconocimiento natural sobre mí, en su desconfianza, y sobre todo en su ignorancia, nerviosamente inquietos, muy interiormente nerviosos, se ríen y burlan, y huyen buscando otras sombras, sombras de maldad donde refugiarse, sombras de mentira donde refugiarse, sombras de corrupción de las que alimentarse, sombras que un día muy próximo, alejaré más y más de sus caminos, y a donde no podrán acudir a refugiarse, y en el trayecto de su camino que les resta, les hornearé con mi luz y calor, les coceré en la olla del lago ardiente de mi estomago, y luego, tal como está Escrito, a ellos y a los tibios (Cómplices por no oponerse al mal que gobierna y manda en este mundo de maldad), los vomitaré de mi boca.

Dios Fuerte (Cristo Maestro Andar)

Nota: Me robasteis, al único compañero de camino que me quedaba (mi canario, al cual tenía mucho afecto, y compañero, simplemente porque me hacia compañía y me distraía hablando con él), y, no hacéis más que cumplir, con lo que ya está Escrito, y para obligarme a cumplir con mi deber, pues, ¿acaso no os tengo dicho, que el mal trabaja para mí y hace lo que me es necesario? Al contrario de lo que perseguís, tan solo estáis desarraigándome de lo terrenal, para que todo el poder y gloria de Dios amanezca en mí.

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.rsfblog.org, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

Publicado por Gran Monte en 13:43 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Anuncios

Ninguna respuesta to “-¡NOTEMAIS AL MAL,…!-”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s