Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

—LA FUENTE DE LA FELICIDAD—

martes 13 de julio de 2010

 
La Fuente de la felicidad.
Pontevedra a 13 de julio de 2010.
Hola hijos míos.

Recuerdo que ya desde joven, se hablaba mucho de buscar las fuentes de la paz, del amor y las fuentes de la felicidad, y, era una cosa que, aunque estaba muy de moda, al parecer eran técnicas muy milenarias, etc., y, que nos habían legado antiguos místicos y sabios de todo tipo, por lo que, existían en el mercado multitud de libros especializados en dichos temas, y, además existían multitud de escuelas esotéricas, místicas, espiritistas, filosóficas, religiosas, etc., o sea, de las viejas eras y de la nueva era. En fin, que cada cual, cogía lo que le convenía, y las mezclaba en un coctel, según las conveniencias y objetivos a conseguir, etc., y, a vivir, o a ganarse la vida, o a fundar asociaciones, fundaciones, sectas, religiones, etc. Y, también, servían en la mayoría de los casos, para adoctrinar fervientemente a sus seguidores, según las conveniencias políticas, sociales, económicas, religiosas, etc., para así, mejor guiarlos, en las diferentes direcciones y sentidos de la vida, a gusto del consumidor poderoso de turno, claro está, que yo, esto de joven no lo sabía, sin embargo, lo intuía. Algo en mi interior, me decía que aquello, no era natural, ni era bueno, ni era honrado, pero, al mismo tiempo, me sentía misteriosamente intrigado, pues, ¿quién no deseaba ser feliz? ¿Quién no deseaba encontrar la paz y el amor? E, intensamente ilusionado, y, emocionalmente enajenado, me dirigía muchas veces a esos centros, donde tanto prometían, a cambio casi de nada. Más después de escuchar las primeras charlas, o clases, donde tu autoestima, subía hasta el cielo, sentía que, precisamente lo que subía, a lo que parecía ser el cielo, era precisamente, mi autoestima humana, no era, mi espíritu lo que se elevaba, no era, mi conciencia honrada lo que ascendía, no era, mi personalidad buena, lo que llegaba a ese nivel superior, que en realidad, no era el Cielo, ni el reino de Dios, ni el Paraíso, si no, que más bien, era como si subieses a gran altura, y observaras hacia abajo, muy parecido, a cuando se sube a lo alto de un monte, y se observa la vida, que está muy lejos, allá en los valles, etc. Y, si, te sentías diferente, era claro está, porque en estos centros de la nueva era, se simulaba, y, fingía perfectamente, el amor y la paz, que circulaba entre todos los asistentes, debido a una supuesta y repentina hermandad, e, igualdad entre todos los asistentes, pero, que al acabarse las sesiones, cada uno a lo suyo, y, si tienes problemas, son tuyos, y si padeces sufrimientos y angustias vitales, son particulares, etc. Bueno, pero, allí dentro de las supuestas clases o sesiones, etc., todos éramos buenos, excelentes, y, maravillosos, y los que más, los profesores, tutores, maestros, guías, etc., que siempre repetían, que, los problemas había que dejarlos fuera, allí, gracias a terapias de relajación, respiración, meditación, etc., se venía a sentirse en paz y feliz, luego, claro está, que al salir de dichos centros, y, al empezar a bajar de las nubes, los problemas, todos los problemas que habías dejado fuera, volvían a trepar lentamente por tus pies, hasta que inundaban plenamente tu alma, y, ahora volvías a estar solo, el amor y la paz, que, artificialmente te habían hecho sentir, se había marchado de paseo. El amor y la paz, que se había cultivado con aquellos grupos, se habían marchitado, con el solitario caminar de cada uno. El amor y la paz, con que se había llenado nuestras almas, se habían congelado, con la fría sensación de la soledad, y, se había convertido en una pesada carga para el alma. El amor y la paz, que artificialmente se había comido dulcemente, se había convertido, en una amarga digestión de derrota frustrada. Aquel amor y paz, que artificialmente se había mielmente bebido, se había evaporado con el calor de mi corazón enfurecido, al encontrarme cara a cara, con mis derrotas y defectos.

Bueno, era muy raro, que en la mayoría de estos centros, repitiese dos días seguidos, o, en excepciones, como fue en un caso, un par de meses. Pero a pesar de no sentirme nunca engañado, ni enganchado a estos rollitos de moda, si aguantaba en algunos casos, era para obtener alguna información, pues, había descubierto, que, entre todo esta información, podía aprender algo nuevo, pero, que no era exactamente, lo que pretendían enseñar los profesores, maestros, guías, etc., pues, muy pronto, me empecé a dar cuenta, de que, de la información que existía en torno, a las cosas místicas y profundas, había en ellas, una especie de código secreto, que solo yo, podía y sabia descifrar, por lo que, tenía muy serios problemas con profesores, maestros, guías, etc., ya que, donde ellos y sus avanzados programas acababan, y no sabían seguir, yo sabía darles continuación y respuesta, a los estudios más místicos y profundos que existían, por lo que, visiblemente y orgullosamente muy enfadados, me aconsejaban que me fuese y abriese mis propias escuelas, a lo que les respondía que, yo no quería fundar, ni crear nada, etc. Pero, claro está, que, para no incordiar, educadamente me retiraba, y, desaparecía de sus mundos artificialmente ideales y maravillosos, por lo que, nunca era capaz, de terminar nada, sobre estos cursillos, cursos, etc., por lo que, seriamente pensaba que, nunca llegaría a ser un gran conocedor de estos temas, ni un maestro, ni un guía, etc., pero, en realidad, tampoco lo buscaba o deseaba de verdad, aunque, desde siempre, y como si fuese, un manantial de agua enorme, que brota todos los días, en la base de una gran montaña, y todo el año, y, que nunca ha conocido la sequia, lo profundamente místico, latía dentro de mi alma incansablemente, anegando con una extraordinaria sabiduría, mi confusa conciencia humana, y, contradiciendo todas las conductas tradicionales, del comportamiento normal de las personas, aprendido en todas las generaciones hasta el presente. Como os podéis suponer, esto también me causaba muchos problemas y angustias, que sabía que los demás seres humanos no tenían, por lo que, en vez de ayudarme, no era si no, otro complejo a añadir, a los que ya tenía, por no sentirme normal, etc.

¿Pero? ¿Por qué, os cuento estas cosas? ¿Será tal vez, porque estoy aburrido? ¿O, quizás porque tengo ganas de hablar? ¿O acaso, para entreteneros?

Bueno, os cuento estas cosas, para lo que os dé la gana, o, para que despertéis, o, para que penséis, o, para que meditéis, o, para que aprendáis, o, para que todavía más, me despreciéis muchos, o, para que, muchos más me odiéis, etc. Cada cual, que haga, lo que le venga en gana, pues para esto mismo, os di el libre albedrio, para que cada uno, se manifieste tal, como ha querido hacerse a sí mismo, durante las generaciones, pues, debido a esto, os reconozco y se cuales son vuestros frutos y cuál es el color de vuestra alma. Sin embargo, os cuento todo esto, porque en todos estos centros de la nueva era, espiritistas, etc., después de hacer relajarse o concentrarse, meditaciones, oraciones, adoraciones, etc., a sus alumnos, la base de todas estas enseñanzas está, en buscar la paz, en el interior de nuestra alma. La base de todas estas enseñanzas está, en encontrar y buscar, el amor, etc., en el interior de nuestro ser, etc., para una vez que se sientan, sacarlos afuera y transmitirlos a nuestro alrededor, sobre la naturaleza y sobre nuestro prójimo, etc. Y, aquí, es donde reside el mayor error de estas enseñanzas. Y, aquí, es donde está, la inmensa barbaridad de todas estas modas. Y, aquí, en este tipo de modas espirituales, místicas, religiosas, filosóficas, etc., es donde reside, el abismo de la ignorancia, en el cual, se cae al alma de los seres humanos, y, del cual, les es imposible salir por si solos, pues, una vez que caen en este profundo abismo de la ignorancia mística, estos seres humanos son incapaces de salir, ni siquiera gateando, por esto, es tan difícil salir de las sectas, y muchas religiones adulteradas, y, dirigidas por expertos guías y sacerdotes, maestros, chamanes y gurús, etc., al materialismo, a las cosas mundanas, a las conveniencias de los ricos, los políticos, empresarios, etc.

¿Sabéis por qué os digo, que, el error está en buscar la paz, el amor, etc., dentro de nosotros mismos?

¡Bueno, ya que no encontráis maestros o guías, etc., que os lo digan, os lo diré yo, pero antes os pondré un ejemplo!:

¡Imaginaos que disponéis de una tecnología espacial adecuada, para fabricar una nave espacial, que pueda viajar, a muchos miles de millones de años luz de distancia, pero, de momento nada más. Y, decidís mandar dentro unos seres humanos, buscando la Fuente de la felicidad, buscando el Sitio, de donde parte en la práctica, la Felicidad que inunda todo el universo, para, así, traernos devuelta, los secretos místicos para ser felices. Bueno, como comprenderéis, los seres humanos que se envíen en la nave espacial, estarán muertos y requetemuertos, y, millones de veces muertos, antes de alcanzar este imposible objetivo para los seres humanos, por lo que, esta experiencia les ha resultado inútil a ellos, y a quienes organizaron tamaña estupidez. Pues así mismo, ocurre cuando con estas modernas y antiguas técnicas de relajación, meditación, respiración, religión, oración, adoración, etc., pretendemos alcanzar dentro de nosotros mismos la VERDADERA paz, el VERDADERO amor, la VERDADERA justicia, o, la VERDADERA felicidad, pues, os aseguro, que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, es tan difícil, e IMPOSIBLE esto, como alcanzar las Fuentes Naturales de dichos estados místicos y naturales, con una nave espacial en la inmensidad universal, os aseguro, que os moriríais millones de veces, y en millones de largas vidas, MÁS JAMÁS lo conseguiríais, y, la prueba de todo esto, la tenéis sin duda alguna, observando la cantidad de generaciones que lleva la humanidad, persiguiendo algo, que no está al alcance de los seres humanos, aunque, esto, se encuentre dentro de nuestra alma!

¡Muchos serán los que me discutirían esto que os digo, diciéndome que, si, ha habido, algunas excepciones de seres humanos, que, han logrado alcanzar este objetivo, más esto, lo dicen por su ignorancia! ¿Y, sabéis donde reside esta ignorancia suya? ¡Reside, en que piensan y creen, que estos Seres especiales que pudieron lograr, tal extraordinario logro, eran seres humanos, y, NO LO ERAN, tan solo tenían de humanos, la ropa, el vestido, que es, el cuerpo humano, nada más. Y, a estos Seres tan especiales y extraordinarios, si, les bastaba con meditar profundamente y místicamente, para encontrarse con lo que realmente eran, pero, esto, es imposible para el resto de la humanidad, pues el resto de la humanidad, cuando precisamente, practicando técnicas de interiorismo místico, busca la paz, el amor o la felicidad, lo que realmente, primeramente encuentran en su alma, son sus estados irracionales de base, o sea, que con lo primero que se encuentran los seres humanos, con tales experiencias, son con la materia grosera viva, de la que están constituidos, con la materia física, con la materia orgánica animal, con la materia viva vegetal, y, así, hasta llegar a los minerales. Es por esto mismo, que muchos, con o sin drogas, cuando realizan estas experiencias místicas, con lo primero que se encuentran son, con formas animales, vegetales, minerales, etc. Y esto, es una cosa muy grave, pues, en vez de ascender en nuestros sentimientos, emociones y pensamientos, hacia sentimientos, emociones y pensamientos más puros, más evolucionados, más racionales, más perfectos, más cercanos a Dios, lo que hacen estas técnicas, es todo lo contrario. O sea, que, estas técnicas son muy peligrosas, ya que, hacen descender nuestra conciencia al nivel animal, vegetal o mineral, y, SE SIENTEN MÁS los sentimientos, emociones y pensamientos de forma irracional. Es por esto mismo, que, los seres irracionales que predominan en la humanidad, ponen tanto de moda todo tipo de sentir irracional, el amar lo irracional por encima de lo racional, el amar a los animales, vegetales, etc., por encima de amar al prójimo, y, yo os vengo advirtiendo, de estas cosas tan graves, a través de mis mensajeros y profetas a través de los tiempos, pues, precisamente estas son creencias, practicas y religiones de los ángeles caídos, que son seres humanos descendentes en la escala evolutiva o de perfección, por esto mismo, se identifican tanto con los animales irracionales, etc.!

¡Sin embargo, existe una manera muy SENCILLA y SIMPLE, para que los seres humanos alcancen la VERDADERA justica, la VERDADERA paz, el VERDADERO amor, y, la VERDADERA felicidad, y, consiste en INVERTIR el SENTIDO de la BUSQUEDA, que aconsejan tantas sectas, religiones, movimientos de la moderna o antiguas eras, etc., y, buscar PRIMERAMENTE fuera de nosotros, en nuestro prójimo, y en todo lo que nos rodea, la justicia VERDADERA, la paz VERDADERA, el amor VERDADERO, y, la VERDADERA FELICIDAD. Os aseguro, que, es muy fácil y sencillo, buscar en lo más cercano a nosotros, estas elevadas cualidades naturales, que buscarlas, dentro del alma humana, que se necesitaría, un recorrido infinito en vidas humanas. Al fin y al cabo, esto, de buscar estos puros y elevados estados naturales, en el exterior, y, en vuestro prójimo, es lo que os he estado recomendando, durante toda la vida de vuestras generaciones, a través de todos mis mensajeros y profetas, y, a través de mis Mandamientos de la Ley, y, “Ama a tu prójimo, como a ti mismo”!

Dios Fuerte (Cristo Maestro Andar)

Nota: En realidad, lo primero que se encuentra, cuando se realizan técnicas de interiorismo, es con seres espirituales humanos, fallecidos o vivos, y, sobre todo, con sus mentes, producto de sus experiencias en sus vidas. Más cada cual, se encuentra con las mentes de estos espíritus adecuadas a su afinidad, adecuadas a su condición, a su predisposición, adecuadas a su nivel de perfección o evolución, etc. Y, ya os tengo dicho que, un ser tiene muchas mentes y personalidades, por lo mismo, uno puede encontrarse con un determinado espíritu que le comunica una determinada cosa, y, otra persona, sin embargo, si se comunicase con ese mismo espíritu y sobre el mismo tema, sin embargo, podría comunicarle una cosa contraria, etc. A estos espíritus Jesucristo los llamaba demonios, y, podéis encontrar algunos ejemplos en los Evangelios. Por lo que, a partir de aquí, podéis pensar para lo que generalmente sirven, todas estas técnicas de interiorismo, etc. Estos seres espirituales, también influyen en las vidas de los seres humanos, sin necesidad de practicar ninguna técnica de interiorismo avanzada, etc., ya, que están presentes en nuestra genética y se comunican con nosotros a través de nuestras tendencias en la vida, a través de nuestras afinidades, a través de nuestras aficiones, a través de nuestras predisposiciones, a través de nuestros vicios, de nuestras enfermedades, etc., y, muy pocas veces suelen estar presentes en nuestras virtudes o perfecciones, por la escasez con que estos seres las practicaron en vida, etc., por lo que es muy peligroso para nuestra salud, y, para nuestra vida, seguir los impulsos de estos espíritus. Por esto, se os dijo en numerosas ocasiones, nada de idolatría, nada de hechicerías, brujerías, espiritismos, rituales a todo esto, adoraciones y oraciones a todo esto, etc. ¡Tan solo a Dios, se reservan todas estas cosas, pues al ser Dios, el ser más elevado y perfecto, es siempre la mejor e infalible Guía a seguir!

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.rsfblog.org, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

Publicado por Gran Monte en 13:24 1 comentarios Enlaces a esta entrada
Anuncios

Ninguna respuesta to “—LA FUENTE DE LA FELICIDAD—”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s