Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

—¿HABEIS ACUMULADO TESOROS EN EL CIELO?—

jueves, 07 julio 2011
—¿HABEIS ACUMULADO TESOROS EN EL CIELO?—
¿Habéis acumulado tesoros en el cielo?

Orense a 07 de julio de 2011.

Hola hijos míos.

 

Mateo: 6: 19 – “No acumuléis para vosotros tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido corrompen, y donde los ladrones se meten y roban.

20 – Más bien, acumulad para vosotros tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido corrompen, y donde los ladrones no se meten ni roban.

 

Cuando hacíamos víveres para salir de pesca, lo hacíamos dependiendo de los días que probablemente pasaríamos sin volver a tocar tierra o volver a puerto, y este tiempo medio solían ser dos meses, e incluso, hacíamos víveres demás para abastecer a otros buques compañeros que alargaban sus días de pesca, para aprovechar la buena pesca, o, para pescar un poco más para llenar sus bodegas, o, simplemente para llenarlas un poco más precisamente, por haber muchos días anteriores de muy escasas capturas y capeos continuos de temporales, pero, independientemente de todas las circunstancias y experiencias que surgían, de acontecimientos rutinarios o imprevistos, de buena o mala pesca, etc., nunca faltaban en nuestras mesas el alimento necesario para vivir saludablemente y cumplir con nuestros trabajos y el esforzado deber de los marineros de la pesca de altura, que sin duda alguna, es uno de los trabajos más duros de la Tierra, pues hay que añadir al duro trabajo físico durante día y noche, sábados y domingos, y, festivos sin guardar; a todas estas cosas insignificantes, hay que añadir, el supuesto gozoso y placentero deber de encarcelamiento voluntario, que significa estar de promedio dos meses sin tocar puerto, y, este tocar puerto, no significa volver a casa, no significa volver junto a los tuyos, no significa volver a ver a tu familia, a tu esposa, a tus hijos, familiares, amigos, etc., sino, que, tan solo era tocar generalmente puertos extranjeros, lejos de tu cultura, tradiciones, costumbres, etc., pues, volver con los tuyos significaba entonces un mínimo de tiempo de seis meses ¿podéis al menos imaginaros lo que significa estar metidos dos meses en un buque con un grupo de hombres? Y los buques de pesca, no son estos grandes buques mercantes, ni hermosos buques de lujo y pasajeros, etc. Los buques de pesca suelen ser pequeños, por lo que sus compartimentos también son pequeños, camarotes de dos, cuatro o más literas, etc., pero, el descanso no es el problema. Los problemas son la convivencia de un grupo de hombres que se ven obligados a prescindir de sus sentimientos y emociones, como padre de familia, como marido, como amigo, como hombre común, como hombre ordinario, y, convertirse cada vez que embarca, en un nuevo ser, que va pescando una nueva personalidad dependiendo de los nuevos o viejos compañeros que vienen o van, y, dependiendo de los nuevos o viejos caladeros a los que retorna, o, dependiendo de las nuevas o viejas fragancias que se perciben en cada puerto, donde el pie al pisarlos, vacila buscando el balanceo continuo al que está acostumbrado ¿acaso podéis comprender esto, los que no sois marineros de pesca de altura? ¿Acaso podéis comprender que, cuando un marino de pesca de altura, pisa tierra firme se siente extraño, como si pisara un mundo al que no pertenece? ¡Por mucho que os lo imaginéis, no lo sentiréis, no lo sabréis, porque sencillamente no lo habéis vivido y no solo dos meses, sino, durante años!

¿Por qué os cuento estas cosas? ¿Tal vez para entreteneros? ¿Tal vez para haceros pensar? ¿Tal vez para despertaros de un sueño de dos meses sin pisar puerto, o de seis meses sin retornar a los vuestros de un marinero de pesca de altura? ¿O, quizás para haceros comprender que cada vez que volvemos a este mundo al igual que los marineros de pesca, pisa cada dos meses puerto, hemos cargado nuestras bodegas del alma de víveres, para proveernos de sustento para no perecer en el naufragio de la Vida eterna?

Cuando un marinero de pesca de altura hace víveres para alimentarse durante dos meses sin tocar puerto, lo hace por rutina, pero, cuando hace víveres de sentimientos y emociones para seis o más meses, debe procurar no agotarlos, pues se arriesga a perder lo que es, de donde es, que es lo que tiene, que es lo que lo define, etc., pues si agota este almacén de su alma, es cuando realmente muere ahogado y disperso en multitud de personalidades definidas o indefinidas, y, cuando regresa, ya jamás se encuentra, y vaga disimulando entre los suyos lo que fue, y, fingiendo lo que ya nunca volverá a ser. ¿Acaso podéis comprender esto? ¡No se puede comprender aquello que no se ha vivido, tan solo se puede escuchar, pensar, e, imaginar cosas que jamás habéis sentido y experimentado!

¿Por qué os cuento estas cosas? ¿Acaso para que tengáis cuentos literarios con que entreteneros? ¿Por qué Jesucristo os dijo: “No acumuléis para vosotros tesoros en la tierra…

Bueno, os seguiré explicando un poco más que significa lo que quería deciros mi bien amado e insuperable Jesucristo.

Cuando nacemos a este mundo somos igual que un marinero de pesca de altura y cada vez que venimos a este mundo y nacemos de nuevo y las experiencias, circunstancias, etc., nuestras vidas, son las mareas de dos meses, con las cuales asistimos con nuestros víveres y afrontamos cada vez que tocamos puerto extranjero, para cargar nuevas provisiones y renovar sentimientos y emociones y nuevas relaciones humanas con gentes desconocidas, y, toda clase de experiencias y circunstancias, etc., tanto en los puertos, como ya de vuelta a la mar con nuestros compañeros de trabajo. Pero, sin duda alguna, lo más importante de todo, es no agotar nuestras provisiones de energía vital profunda (tesoros en el cielo) que define nuestra verdadera personalidad, que define nuestra verdadera identidad, que demuestra quien realmente somos y cual es verdaderamente nuestra vida, nuestros verdaderos sentimientos, emociones, pensamientos, acciones y obras, que dan realmente sentido a nuestras vidas, que dan realmente sentido a todo lo que hacemos y que da realmente sentido a por qué vivimos, y, para qué sirve la vida.

Por esto, es importante que acumuléis tesoros en el cielo, puesto que el cielo de ayer, de otras vidas, es el presente de hoy, y si nacéis con pocos víveres, no resistiréis el trabajo que Dios os encomendó hacer en este mundo, y, las circunstancias y experiencias que os aguardan, y, aunque en cada etapa crucial de vuestras vidas os repongáis de víveres físicos, vuestras almas se hallan vacías de tesoros acumulados en el cielo, en vuestros pasados, en vuestras vidas anteriores, en vuestros viajes anteriores hacia este mundo, por lo que, todos los que, os habéis dedicado a acumular tesoros en la tierra, no resistiréis el viaje de la vida eterna y pereceréis, y, esta si es la muerte eterna.

Cada vez que nacemos a este mundo, nacemos con víveres suficientes para esta vida de navegación de dos meses, más, desde que empezamos a oír, ver, sentir, pensar, etc., nuestros padres, familiares, profesores, encargados, jefes, empresarios, políticos, ricos, poderosos, etc., con sus tradiciones, culturas, religiones, deseos, angustias, manías, rencores, odios, caprichos, modas, doctrinas, justicias, injusticias, verdades, mentiras, ilusiones, fantasías, enfermedades, defectos, etc., van vaciando nuestros almacenes de víveres, van quitando de nuestras almas los tesoros acumulados en el pasado en el cielo. Ellos tratan de hacerles a sus hijos, a todos los niños, lo que por tradición y cultura, etc., se les ha hecho a ellos y creen que no hacen mal, porque viven en un sueño. Viven muchas mareas de dos meses sin pisar su tierra, sin estar con los suyos, y han perdido sus verdaderas personalidades e identidades. Ya no recuerdan quienes verdaderamente son y para lo que sirve en realidad la vida, y por tradición, cultura, costumbres y adoctrinamientos durante las generaciones, han extraviado su verdadero ser y están a punto de ahogarse en el océano de la vida inconsciente y sin personalidad, donde perecerán para siempre dormidos en un mar de caldo vivo e inconsciente, que los estará digiriendo durante la eternidad, para tan solo llegar a ser ladrillos inconscientes vivos de todo lo que existe, visible e invisible. Más todos aquellos que ha acumulado sus víveres, sus provisiones, sus tesoros en el cielo para cada marea de pesca, para cada nacimiento y vida, no les faltará el sustento, la ayuda, y vivirán.

Ya entenderéis que estos tesoros en el cielo, son vuestras buenas obras, vuestros buenos comportamientos, vuestra fe y obediencia a Dios y a sus Mandamientos de la Ley, pues, los que así habéis sido, obrado y permanecido en la fe, habéis guardado tesoros en el cielo, y os abriré las puertas del reino de Dios o Paraíso que voy a levantaros, más, a todos aquellos, que se han dedicado a acumular tesoros en la tierra, nacerán con pocos víveres y provisiones hasta el día de hoy, y, por lo tanto se han ahogado entre sentimientos y emociones instintivas, materialistas y bajas, y se manifiestan hoy en día abiertamente y, con más fuerza y rebeldía hacia Dios, y hacia todo lo que lo representa Dios en este mundo, etc. No soportan siquiera, que otros demonios como ellos, los cuales dominan las religiones todas de este mundo, nombren a Dios falsamente, o a sus Profetas y Mensajeros para dirigir aunque sea a sus propios rebaños de demonios. Es por todo esto, que me es muy fácil enfrentarlos entre sí, puesto que es más fácil enfrentar a un Pit Bull con otro Pitt Bull, que hacerlo con otro tipo de perro, que rehúye el combate y trata de huir, de esconderse de la muerte, etc. ¿vais comprendiendo algunas cosas? De todas formas lo haría de igual forma, y con escaso esfuerzo, puesto que los demonios son incapaces de dominarse a sí mismos, pues han agotado todos sus recursos, todos sus víveres, todas sus provisiones y tesoros del cielo, tan solo, les quedan sus tesoros en la Tierra, y con sus tesoros los haré fundir.

Dios del Cielo (Cristo Maestro Andar)

Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.rsfblog.org, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

14:37 Anotado en Derechos humanos | Permalink | Comentarios (0) | Email esto | Tags: allah, muhammad, jesucristo, dios, ungranmonte, cristo maestro andar, jehova, yahveh

miércoles, 11 mayo 2011

Anuncios

Ninguna respuesta to “—¿HABEIS ACUMULADO TESOROS EN EL CIELO?—”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s