Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

—EL REINO DE LA VIDA—

EL REINO DE LA VIDA.

Lunes a 09 de julio de 2012.

Hola hijos míos.

 

Me encuentro confuso. Me encuentro perseguido. Y no hallo en este mundo ningún lugar ordenado. Y no hallo en este mundo ningún lugar armonioso. Tan solo existe el orden y la armonía en un lugar muy lejano de este mundo. ¿Sabéis donde se encuentra este lugar? ¡Vosotros que sois los listos, los sabios, los teólogos, los científicos, los universitarios y los dueños de todos los títulos habidos y por conseguir, y que sois los que manejáis los poderes de este mundo, y tenéis las glorias de este mundo! ¿Ignoráis, no sabéis, ni conocéis, ni todavía habéis descubierto donde está ese sitio donde se encuentra el orden y la armonía, y como se llama?

 

Me encuentro perdido.  Me encuentro extraviado. Y no hallo el descanso en ningún lugar de este mundo. Y, no hallo en ningún lugar de este mundo donde descansar, porque en este mundo no existe ningún lugar de descanso, ni ningún lugar de reposo. Tan solo existe el reposo y el descanso, en un lugar muy lejano de este mundo. ¿Sabéis donde se encuentra este lugar? ¡Vosotros que sois los listos, los sabios, los teólogos, los científicos, los universitarios y los dueños de todos los títulos habidos y por conseguir, y que sois los que manejáis los poderes de este mundo, y tenéis las glorias de este mundo! ¿No sabéis, ignoráis, ni conocéis, ni todavía habéis descubierto donde está ese sitio donde se encuentra el descanso y el reposo, y como se llama?

 

Me encuentro trastornado. Me encuentro poseído por la locura. Y no hallo en este mundo ningún lugar a donde acudir en busca de ayuda. Y no hallo la compañía idónea en ninguna persona, ni ser, de ningún lugar en este mundo. Tan solo existe la compañía idónea y las personas y seres idóneos, en un lugar muy lejano de este mundo. ¿Sabéis donde se encuentra este lugar? ¡Vosotros que sois los listos, los sabios, los teólogos, los científicos, los universitarios y los dueños de todos los títulos habidos y por conseguir, y que sois los que manejáis los poderes de este mundo, y tenéis las glorias de este mundo! ¿No sabéis, ignoráis, ni conocéis, ni todavía habéis descubierto donde está ese sitio donde se encuentra la ayuda idónea, la compañía ideal de personas y seres?

 

Me encuentro poseído por la tristeza. Me encuentro poseído por la soledad. Y no hallo ningún lugar en este mundo donde reine la alegría, el gozo y el placer, ni con quien compartir mi alegría, mi gozo y placer. Y tan solo existe la alegría, el gozo y el placer, en un lugar muy lejano de este mundo ¿Sabéis donde se encuentra ese lugar? ¡Vosotros que sois, o mejor dicho, que os creéis que sois los listos, los sabios, los teólogos, los científicos, los universitarios y los dueños de todos los títulos habidos y por conseguir, y que sois los que mediante el manejo de los poderes y las glorias de este mundo, alegremente gozáis de los placeres de este mundo! ¿Ignoráis, no sabéis, ni conocéis, ni todavía habéis descubierto donde está ese sitio donde se encuentra la verdadera alegría, el verdadero gozo y el verdadero placer, y como se llama?

 

Yo a pesar que desde que tengo uso de razón he sido perseguido hasta la locura, y hasta más allá del limite de las fuerzas humanas por el mal consciente e inconsciente de este mundo y de todos los mundos, sé donde se encuentra ese lugar donde reina el orden y la armonía y como se llama. Sé donde se encuentra ese lugar donde reina el verdadero reposo y el verdadero descanso y como se llama. Sé donde se encuentra y halla ese lugar donde reina la ayuda idónea, la compañía idónea y las personas y seres ideales, y se como se llama. Y sé donde se encuentra y halla ese lugar donde reina la verdadera alegría, el verdadero gozo y el verdadero placer, y se como se llama. ¿Vosotros todavía no sabéis estas cosas?

 

Bueno, tal vez no estéis interesados en estas cosas, o tal vez lo estéis y no me importe, pero por si acaso y quizás os interese o importe, os contaré una cosa que me sucedió cuando era joven y estaban de moda las gafas de Sol. La verdad es que a mi nunca me gustaron las modas, pero a veces, muchas veces tengo que reconocer que me dejaba arrastrar por la marea humana, como para parecerme de vez en cuando a vosotros, y como queriendo identificarme con los seres humanos y a la especie humana a la cual parecía pertenecer, por lo que, decidía participar y querer de vivir de igual manera y forma, aunque para ello tuviese que fingir vuestra normalidad, aunque para ello tuviese que sonreír a vuestra realidad, aunque para ello tuviese que fingir que estaba ciego, sordo, mudo y dormido. Aun así por simular parecer y padecer la común epidemia y pandemia  de la enfermedad de la normalidad, hacia muchas veces voluntariamente las cosas que estaban de moda, por eso mismo de parecer una persona normal, alegre y gozosa de esta mundana y muerte vida humana. Y siendo un joven aparentemente normal me compré unas gafas de Sol, con las cuales al andar como la mayoría de los normales, me lucia muy contento y me lucia muy aparentemente muy radiante, tan radiante como podían sentirse mis gafas al reflejar los rayos de Sol, o al  reflejar el mundo que me rodeaba, como si así, en los reflejos de mis gafas de Sol, se quedase el mundo normal lejos de mi, y como si el mundo normal fuese una cosa ajena a mi, y pensé que si las demás personas intentaban protegerse del Sol, proteger sus ojos del Sol, o protegerse de su ordinaria normalidad para simular y fingir ser seres especiales, pues esto era lo que yo percibía de los demás, que no era tanto el proteger sus ojos del Sol, de la claridad del Sol, sino, que más bien, se escondían de la claridad y de la luz de conciencia, que podía amenazarles y derrumbar su mundo de normalidad y su mundo fingido de radiante democracia y libertad, y su fingido mundo de justicia, y su fingido mundo de paz, y su fingido mundo de amor y su fingido mundo de felicidad. Bueno, pero yo de vez en cuando para parecer normal, tenia que fingir al igual que todos.

 

Al igual que vosotros tenia que algunas veces escaparme de la realidad, de la mía, por supuesto, puesto que vuestra realidad era muy diferente, y simular que era como vosotros, o sea normal, aunque vuestra normalidad significase esconderse detrás de todas vuestras apariencias que consideráis normales y por lo tanto las dais por buenas. Pero a mi seguía sin gustarme vuestra normalidad, pues era vuestra normalidad, porque os gustaba, y porque lo aceptabais con severa disciplina y obediencia, y hasta, pagáis gustosos impuestos por ella y por sus atributos, y por mantener los atributos de vuestros estados de derecho, aunque estén totalmente torcidos y errados. Pero todo fuese porque era joven y deseaba integrarme en vuestro mundo y sentía muchísimas ganas de relacionarme intensamente con vuestra normalidad y sobre todo con las chicas, que me compré unas bonitas gafas de Sol, y, ya salí de aquella tienda óptica con ellas puestas y muy contento lucia aquellos nuevos ojos espejos chispeantes de colores, puesto, que se veía en color, ya que las gafas tenían también esa cualidad, que podías ver en distintos colores según el color de cada modelo, etc. Bueno, la primera impresión que recibí al salir a la calle era que me faltaba al menos la mitad de mi vista, y me llevé una gran desilusión, y me preguntaba. ¿Cómo era posible  que a los demás no les importara perder más de la mitad de su vista, por ponerse unas gafas de Sol? Esta realidad me provocó un gran choque emocional y pasional tremendo, al no comprender tampoco por qué la gente se sometía voluntariamente a esta tortura, de ponerse gafas de Sol, a cambio de perder un ojo que nos venia estupendamente para ver con nitidez todo cuanto nos rodeaba. Pues para mí, ver con las gafas de Sol era y sigue siendo como perder un ojo, y tener tan solo la visión de un solo ojo colocado en medio de donde deberían haber dos ojos, y además de perder visión lateral, y perder visión perpendicular. Y tambien de que todo se veía del color de las gafas y así perdía casi todo el contraste que yo tenia y que hacia que casi nada de mi entorno pasase desapercibido o escondido de mi atención. Pero bueno, todo fuese por parecer normal y sentirme integrado en este mundo, pues me parecía que llevaba toda la eternidad tratando de que me gustase vuestra maravillosa realidad y normalidad, por lo que durante casi todo aquel día aguanté en el exterior y en el interior de bares y sitios de entretenimiento hasta que llegué por la tarde a la casa de mis padres, con un terrible dolor de cabeza tan cruel, que esta, parecía estallarme a cada latido de mi corazón. Por lo que aparqué muy disgustado las gafas encima de mi mesilla de noche, hasta que más tarde decidí meterlas dentro de uno de sus cajones, y mucho más tarde y en sucesivos días ya había decidido no sacarlas nunca más, y como si ya fuesen un objeto perdido me convencí que para mi ya nunca existirían, por lo menos no para mis ojos. Pues, después de haber quedado medio ciego a recuperar la vista del todo había una gran ilusión y una gran alegría en mí, además de un gran gozo y placer. Aunque no eran ilusiones ni alegrías normales, ni gozos ni placeres normales, claro está, puesto que los demás seguían con sus gafas de Sol y con sus alegrías e ilusiones. ¿Quizás a los demás no les importe perder un ojo, o quizás sea porque con o sin gafas de Sol, ven más o menos lo mismo? ¿Tal vez a los demás no les importe perder el contraste de la realidad, o acaso con gafas de Sol, vean más o menos lo mismo? ¿Quizás a los demás no les guste captar y percibir lo que se ve en los ojos de los demás, y lo que los demás pueden percibir en los nuestros, o, es que estas cosas no las ven ni las perciben? ¿Quizás sea así vuestra normalidad, que todo lo veis de un color distinto al mio, por eso no os afecta cambiar el color de vuestras realidades, tal cual, podéis cambiar el color de vuestras gafas? ¿O en realidad, es que estáis medio ciegos, medio sordos, y tenéis mermadas vuestras capacidades de percibir la autentica realidad? Bueno, pero como vosotros sois los listos, los inteligentes, los sabios, los científicos, etc., ya sabréis más que este pobre loco ignorante, y al parecer pensasteis que descubristeis que todo está y depende del cerebro, y tan solo está y depende del cerebro las ventanas que dan a una pequeña parte de la realidad de este y de todos los mundos, pues la verdad, es que yo siendo un tonto ignorante sé que, el cerebro es una sencilla y simple herramienta más de nuestro espíritu. ¿Todavía no sabéis donde se esconden, o donde se encuentran, o donde se hallan, los lugares donde reina el orden y la armonía, el reposo y verdadero descanso,  la ayuda idónea y la compañía de seres y personas ideales, y el verdadero gozo, alegría y placer, y como se llaman?

 

Bueno, espero que estas cosas tan simples y sencillas no os preocupen, pues hasta ahora no os han preocupado ¿Por qué iban a preocuparos ahora de repente? ¿Es que tal vez, estáis e apuros, es que acaso, empiecen a preocuparos vuestras vidas y sus necesidades? ¡Pues de eso se trata! ¡Pues el mal que gobierna este mundo, se ha dado cuenta de que sois demasiados y que ya gracias a tanta tecnología no sois necesarios, y que habrá que sacrificar gran parte de sus ganancias proporcionadas por tanto consumo, con tal de reducir la especie humana a menos de la mitad, pues consideran que este mundo es suyo y que les pertenece, y también que vosotros, la gran mayoría de gentes vulgares y ganado común, creadas a su imagen y semejanza, también les pertenecéis! ¡Vosotros creados a imagen y semejanza del mal que os gobierna, manda, e impone libremente sus democracias y libertades, y que ha llegado a la alegre, gozosa y placentera conclusión de que no necesita tanto ganado para que le sirva y del cual alimentarse imaginariamente, sentimentalmente y emocionalmente, etc.! ¡Y como el mal que os somete y gobierna es contrario a Dios, hace y manda y ordena, lo contrario de lo que Dios manda y ordena para este mundo y para los seres humanos! ¿Y en este caso que es lo que Dios manda y ordena para el hombre? ¡En este caso Dios ordena y manda para el hombre, que someta a toda la naturaleza y se multiplique sin fin (Para que comprobéis esto os remito a al Génesis de las Sagradas Escrituras)! ¿Pero es que Dios es menos inteligente y sabio que vuestros inteligentes y sabios animales irracionales que os gobiernas y tienen el poder mundial? ¡Bueno, eso es lo que tratan de haceros comprender los malignos, o que Dios no existe, o que de existir es menos poderoso, menos inteligente y sabio que ellos, etc.! ¡Más si creéis estas cosas tan simplemente y sencillamente engañadoras, es que aunque todos llevéis la Imagen de Dios, no lleváis dentro vuestro lo más importante, como es llevar la Semejanza de Dios! ¡Y, aunque todos llevéis la Imagen de Dios, la mayoría lleváis la “semejanza de vuestros creadores, de los creadores que os han hecho a su semejanza, lleváis la semejanza del mal que os manda, ordena y dirige, y vosotros como el buen ganado obedecéis y cumplís con alegría, gusto, gozo y placer, y quizás así, de esta manera seáis exterminados! ¡Y tal vez así de estas maneras seáis exterminados, aunque vayáis contentos, alegres y gozosos al exterminio, y por mucho que os droguéis y cantéis y bailéis de sufrimiento en sufrimiento! ¡Y por mucho que cantéis y bailéis de angustia en angustia, seres alegremente y gozosamente y placenteramente exterminados!

 

Bueno, ya empiezo a cansarme de hablar conmigo mismo, y por si tenéis algún desinterés algo interesado, o algún interés aunque sea desinteresado en algunas cosas. De estas cosillas sin importancia que os resultan tan inútiles. De estas simples y sencillas cosillas que no existen porque no forman parte de vuestra normal realidad, y que no forman parte de vuestra normal moda de la realidad. Pues comprendo perfectamente que no esté de moda en vuestras realidades, el verdadero orden y la armonía. Ni que esté de moda el verdadero reposo y descanso. Ni que esté de moda ni se lleve hoy en día la ayuda idónea, ni la compañía idónea y los seres y personas ideales. ¿O tal vez vuestros ideales sean otros, como comportarse como ganado? ¡También comprendo perfectamente que no esté de moda la verdadera alegría, el verdadero gozo y placer, y si comprendo perfectamente que esté de moda la alegría, el gozo y el placer del ganado! Sin embargo, a pesar de todo esto, os trataré de convencer de que no me hagáis caso, no vaya a ser que de golpe os despertéis y me echéis a mi la culpa de todo cuanto pasa a vuestro alrededor. De todas formas como estoy acostumbrado desde hace muchos años a que no me hagáis caso, y al cabo de poco tiempo os pongáis a escribir libros y dar conferencias con las cosas que os digo, descubro, etc., pues,  seguiré así, pues la verdad no pierdo nada, si al menos encuentro algún día la compañía idónea, mi compañía idónea. Si por fin encuentro la compañía idónea de los que llevan dentro de sí mismos la Semejanza de su Padre Eterno. Pues total para este mundo vuestro y de modas tan normales y realidades tan de ganado estoy muerto, y no hago estas cosas, ni este mi trabajo para ganar dinero, ni influencia, ni verdadera gloria, ni verdadero poder, puesto que estos atributos no os tocan a vosotros dispensarlos. Me refiero a estos dos últimos, la gloria y el poder que han empezado a descender de los Cielos, aun a pesar vuestro y de vuestras modas y realidades.

 

 

¡Veréis! ¡Por fin os diré donde se hallan esos lugares verdaderos que antes os nombraba y como se llaman!

 

¡Se encuentran y se hallan en el REINO DE LA VIDA!

 

¡Y esos lugares se llaman: JUSTICIA, PAZ, AMOR Y FELICIDAD!

 

¿Y donde se encuentra y halla el reino de la Vida? ¡Se halla y se encuentra dentro de vosotros, en medio de vosotros, dentro de vuestra alma, en vuestra genética, en la Imagen y Semejanza de Dios! ¡Aunque es posible que os cueste creer que existe el Reino de la Vida, porque siempre habéis vivido en el reino de la muerte, donde lo normal en este reino, es la irracionalidad, e incumplir por sistemas tradicionales las Ordenes, Mandatos, Consejos y Orientaciones de Dios!

 

¿Acaso no sabéis encontrar y hallar esos lugares en vuestra alma, y no tenéis acceso a la Semejanza de Dios? ¡Bueno, para eso estoy yo aquí, para sacaros las gafas de Sol, y las gafas de colores, y los tapones para nadar que siempre lleváis puestos al sumergiros y al nadar con todas vuestras energías en las realidades de las modas normales, impuestas con su normal gozo, alegría y placer para el ganado, al fin y al cabo, vuestro dueños son los únicos gozos, alegrías y placeres que conocen y hasta los cuales tienen acceso!

 

¿Acaso no sabéis encontrar el camino hasta el REINO DE LA VIDA, hasta el REINO DE LOS CIELOS? ¡Para cosas tan simples y vulgares estoy yo aquí! ¿Verdad que es ridículo? ¿Verdad que es tonto? ¿Verdad que es estúpido? ¡Pues si! ¡Parezca lo que os parezca, ha Dios ya le ha parecido y más que parecido, que yo soy el Cristo esperado, y por muy estúpido o loco que esto os parezca, es la realidad, y lo más importante es que es, la Voluntad de Dios! ¡Y ante estas cosas que ha vosotros os parecen de vulgares locos, nada tenéis que hacer o que decidir, puesto que todo está ya decidido y más que decidido! ¿Acaso no está ya decido hace miles de años en las Sagradas Escrituras? ¿O tal vez las Sagradas Escrituras se han inventado ahora, o se han descubierto ahora mismo en algún laboratorio científico, o excavación arqueológica?

 

¿Sabéis que os digo? Que yo en este mundo ya lo doy todo por perdido y ya me hice a la idea. Me costó muchísimo desprenderme de casi todos los apegos animales que me dominaban. Ahora si quiero un apego, primero lo someto, sino, no lo quiero. ¿Entendéis, o acaso no comprendéis, que ya he perdido esta vida? ¡Pero a cambio encontré en mi alma a través de vuestras mordidas en mis talones de serpientes venenosas el Reino de la Vida, el Reino de Dios, y como se llega hasta Él! ¡He perdido mi vida mundana, he perdido mi vida de ganado, y por hallarme despierto y llamaros desde la profundidad de vuestras conciencias dormidas, al igual que suena un despertador mañanero cuando os hayáis muy cansados, así, os llamo yo,  pero a veces aunque logro haceros abrir un momento los ojos, volvéis a cerrarlos porque estáis muy cansados e hipnóticamente alegres, gozosos y en un estado placentero, al igual que se encuentran el ganado masticando y rumiando su pasto antes de ser conducido al matadero!

 

Padre Eterno (Cristo Maestro Andar)

 

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

 

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

 

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

 

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

 

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

 

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

 

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

 

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

Anuncios

Ninguna respuesta to “—EL REINO DE LA VIDA—”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s