Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

——-LA VIDA ES UNA GUERRA——-

—LA VIDA ES UNA GUERRA—

Sábado a 21 de julio de 2012.
Hola hijos míos.

 

¡Oh Dios mío! ¿Cuantas veces te pido paz para mi alma?

 

¡Oh, Dios mío! ¿Cuántas veces te suplico un poco de reposo para mi espíritu?

 

¡Oh, Dios mío! ¿Cuántas veces has visto humedecerse mis ojos con las lágrimas profundamente místicas de la tristeza y la soledad por hallarme tan lejos de Ti, de mi Casa, de mi Lugar, de mis ejércitos, de mi Mundo?

 

¡Oh, Dios mío! Sé que me he presentado voluntario y voluntariamente me he desnudado de Ti, de mis cualidades, virtudes y realidades, para sumergirme profundamente en este mundo para elevar nuestra vida y extenderla eternamente por el infinito y con este principio y fin, no hallar jamás el final de nuestras esperanzas e utopías de propagar nuestro Espíritu Inteligente, llenando lo que ya está repleto de vida inconsciente salvaje y sin domar, inyectándole la guerra de nuestro Espíritu Único y Diverso, para transformar el océano infinito de la vida en vida personal, en vida colectivamente individual con propia conciencia de si misma y transformando luego esta propia conciencia colectiva de si misma, en una Imagen y Semejanza de Ti.

 

¡Oh! ¡Dios mío! Me hallo en horas bajas y días interminables que me acosan y el tiempo con su larga espada me atraviesa con el latir de sus segundos, y con sus afilados minutos que palpitan furiosos atravesando mi frente y mi cerebro, que para mi alivio, me hacen recordar que tuve tiempos peores y tan poco llevaderos como pensar, que la vida tan solo era la burbuja de un sueño que se elevaba de mis profundidades y se rompía al contacto con el aire. Días terribles donde tenia que esconderme de la luz del Sol porque mi cuerpo estaba tan ausente, que hasta los rayos de la Luna llena quemaban a mi desnudo espíritu. ¡Qué sabréis vosotros de guerras! ¡La vida es la verdadera guerra, y cuando se acaban los sufrimientos, y allí donde terminan los sufrimientos del cuerpo humano, se encuentra la guerra, la verdadera guerra del espíritu!

 

¡Allí donde se acaban y terminan los sufrimientos humanos empieza y comienza la verdadera guerra, donde el espíritu lucha ferozmente por librarse de la vieja piel de los pensamientos y dimensiones humanas que le poseen!

 

¡Allí donde se acaban y terminan los sufrimientos humanos, empieza y comienza la verdadera guerra donde el espíritu lucha desesperadamente, por librarse de la vieja piel de la serpiente de la vida humana! ¡Lucha angustiosamente por librarse de la vieja piel de las pasiones, sentimientos y emociones! ¿Acaso sabéis que significa y que es, vivir esto sin abandonar la vida humana? ¡No! ¡No lo sabéis, y quizás no lo sabréis jamás! Pues no es vuestro trabajo, ni vuestra misión, ni vuestra vocación, ni es vuestra vida. Y tenéis la suerte de ser ovejas, ángeles o santos, y no se os pide tanto, no se os exige tanto. Tan solo que sigáis a vuestro Señor.

 

Muchas veces pienso en la paz, en el amor y la felicidad, y sé que existen, porque al igual que vosotros no tenéis capacidad de momento para sufrir lo que yo sufro, tampoco de momento tenéis capacidad para saber, conocer y apreciar la verdadera intensidad de la paz, o del amor, o de la felicidad. Pero os aseguro que muchas veces os envidio en este mundo, porque en esta realidad tenéis ventaja sobre mí. Porque en este mundo no tengo un ser con el cual fabricar y sentir, y compartir mi verdadera paz, mis verdaderas pasiones y mi verdadero amor, y mi auténtica realidad de la felicidad.

 

La vida es la guerra y sin guerra no hay vida. Sin embargo como en todas las guerras existen los lugares donde están los frentes, donde se combate furiosamente por conquistar la victoria y en donde se sufre y se muere. Pero también como en toda guerra existen los lugares a donde los soldados se retiran a descansar y a ser atendidos por sus seres queridos y por sus seres amados, y en donde poder disfrutar con más intensidad del sosiego y placidez de la paz. Y en donde poder disfrutar de trabajar con toda su intensidad en la fábrica del descanso profundo del placer y del amor, para saborear la verdadera ausencia del dolor y de todo temor, y gustar del manjar que llenan y hartan el espíritu con las sutiles delicias de la ausencia de todas las necesidades básicas y entrar en el verdadero y pasajero reino de la felicidad.

 

La vida es la guerra y sin guerra no hay vida. Pero como en toda guerra hay dos bandos, y en la guerra de la vida, estos dos bandos se llaman el bien y el mal.

 

 

¿Todavía ignoráis de qué bando sois? Pensad que tenéis la libertad y el libre albedrio para optar por cualquiera de estos bandos. Y os aseguro que hay dos bandos, en uno están los que optan por la irracionalidad o son cómplices de estos, y también los que no se deciden por ningún bando. A este bando de la irracionalidad, también llamado bando del mal, se les puede reconocer porque ven a los demás seres humanos como a sus enemigos, como a sus competidores por las cosas mundanas, no por las espirituales por mucho que finjan fe y estén adueñados de las religiones. Y también se les conoce porque se identifican normalmente y a menudo con los seres y animales irracionales a los que generalmente muestran tanto o más amor que por sus seres queridos y prójimos. También se les puede reconocer porque veneran a la muerte y a toda clase de festejos y rituales hacia los muertos, etc. Y por supuesto también se les puede reconocer porque desprecian la vida y hasta su propia vida, y por ello hallan una gran estimulación y placer en todo tipo de drogas legales o ilegales que cada vez despiertan más su irracionalidad. También se pueden reconocer porque encuentran muy normal ser depredadores de sus semejantes. También se les puede reconocer por etc. Y. ¿Sabéis porque se reconocen a los del bando bueno? ¡Bueno, ahora mismo os lo diré y se reconocen por etc., etc., y etc.! ¡Bueno, no os desesperéis y no os impacientéis, pues la verdad es que, los del bando bueno existen, y que ahora ya os queda menos tiempo para averiguar como se reconoce a los del bando del bien, a los del bando de Dios!

 

La vida es la guerra y sin guerra no hay vida. Y en esta guerra del bien contra el mal y del mal contra el bien, existen vencedores y vencidos, y no siempre ganan los de un bando, y no siempre gana el bien y no siempre gana el mal. Sino que en la guerra de la vida aunque el bien es superior al mal, el bien cede la iniciativa al mal porque su número siempre es muchísimo mayor y aquí es donde se forjan sobre todo los nuevos soldados del bien y también sus viejos soldados. Y llegado el momento los viejos soldados, cuando los novatos han despertado y se han endurecido, se hacen cargo del ejército del bien para dirigirse hacia la segura victoria. Pues este es el destino de la vida y de toda guerra por la Vida

 

Padre Eterno (Cristo Maestro Andar)

 

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

 

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

 

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

 

¡Manifestaros por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

 

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

 

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

 

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

 

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

 

Anuncios

Ninguna respuesta to “——-LA VIDA ES UNA GUERRA——-”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s