Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

-PARA LOS ESTUDIOSOS Y OBSESIONADOS CON EL ESTUDIO Y EL DESCIFRAMIENTO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS-

PARA LOS ESTUDIOSOS Y OBSESIONADOS CON EL ESTUDIO Y EL DESCIFRAMIENTO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS.
A 07 de marzo de 2014.
Hola hijos míos.
Gracias por vuestras conferencias que nos aportan algo de luz y dudas, algo de claridad y mucha confusión, que nos hacen pensar y recapacitar, y estar muy centrados y obsesionados,  en las Sagradas Escrituras.
 imagen3381
Más no pongáis tanto empeño en querer y desear salvar la vida física por encima, de desear salvar la vida eterna. Pues el TEMOR a salvar nuestra vida física, se puede y se convierte en una obsesión, un fino velo, que se va convirtiendo poco a poco en una gruesa pared que se interpone entre Dios y nosotros. Y os aseguro que no debemos interponer nada, no poner nada entre Dios y nosotros, porque si no, estamos dando más valor al ESTUDIO de la Biblia, que a Dios, y, le estamos dando más valor al TEMOR a perder nuestra vida física, que a Dios, y esto no es bueno. Esto es poner NUESTRO EGO SABIONDO, por encima de Dios, y, poner la vida física, que no es más que una herramienta que nuestro Creador ha puesto a nuestra disposición, por encima de nuestro Señor. Y nada, absolutamente nada, debe interponerse entre Dios y nosotros, porque cualquier cosa, toda cosa que interpongamos entre Dios y nosotros, resta importancia a Dios y da protagonismo a las cosas. Cosas, emociones, sentimientos, pensamientos, hechos y comportamientos, que levantan un muro infranqueable e inconsciente, que nos separa de Dios.
Tampoco, pongáis tanto entusiasmo en descifrar místicamente, simbólicamente, matemáticamente, filosóficamente, etc., convirtiendo la Palabra de Dios en un rompecabezas espiritista, matemático, místico, doctrinal, religioso, etc. Ya que esto puede también restar importancia y resaltar, y poner delante de Dios, todas estas cosas. Por algo Dios, los Profetas, Mensajeros de Dios y Jesucristo, recalcaron que es más importante la fe en Dios, que todo lo demás. Pues todo lo demás aunque sea ensimismarse por las Sagradas Escrituras, convirtiéndolas en un muro infranqueable que nos tapa a quien Dictó todas las Sagradas Escrituras, es cosa mala y que poco a poco nos desvía del verdadero camino que nos conduce a nuestro Creador.
La verdadera misión de las Sagradas Escrituras es ser el camino, el sendero estrecho, que nos conduce a Dios. ¡NO convirtamos este camino en protagonista y lo pongamos por delante y tapándonos a nuestro Creador! ¡No nos fanaticemos en las Sagradas Escrituras, en el camino que nos conduce a Dios! ¡Pues terminaremos adorando el camino, y nos extraviaremos del verdadero sentido del camino! Nos olvidaremos de que este camino, tan solo es el sendero, es la herramienta que tenemos que pisar con los pies de nuestra alma para acercarnos a nuestro Creador. ¡Pero este camino aunque es muy importante, no es Dios! ¡No convirtamos las Sagradas Escrituras en Dios, aunque su misión sea conducirnos hasta nuestro Señor! ¡Y lo más importante no son las herramientas, no son los caminos por muy santos que sean, porque no existe nada más santo que Dios, ni nada más santo que se puede interponer entre nuestro Creador y nosotros! ¡Y lo más importante y el protagonista de todo en nuestras vidas, siempre tiene que ser Dios, y, la herramienta más importante para acercarnos a Dios NO es el estudio de las Sagradas Escrituras, sino la FE! ¡Pues el que tiene fe en Dios, es muy difícil que se desvíe de Él, aunque sea un verdadero analfabeto o el más ignorante sobre las Sagradas Escrituras! ¡Porque el que tiene verdadera fe, siempre está centrado en Dios, y Él siempre es el centro de su vida! Sin embargo, no ocurre así con los estudiosos, los supuestos sabios y más entendidos, de las Sagradas Escrituras, donde su vanidad e importancia, se ha interpuesto entre Dios y ellos, y su fe hacia las cosas de Dios, se ha interpuesto entre la fe en Dios y ellos mismos. ¡Tened estas cosas presentes y ser conscientes de ellas, porque es muy fácil dar protagonismo a todo lo de este mundo, que se puede disfrazar de fe, de camino de Dios, o, lo que es más grave todavía, disfrazarse de Dios en nuestras emociones, sentimientos, pensamientos y comportamientos, caminos, oraciones, rezos, rituales, doctrinas, religiones, políticas, democracias y libertades!
Os digo estas cosas para que recapacitéis y penséis, qué, en todo tiempo y lugar, siempre fueron los más entendidos y estudiados religiosamente, los que más alejados estuvieron siempre de la verdad, y del verdadero sentido del camino de las Sagradas Escrituras, y los que con más dedicación y con más fanatismo, despreciaron, persiguieron a los Profetas y Mensajeros de Dios, y, los que mandaron matar a Jesucristo. ¡Y siempre fueron los que más alejados estuvieron siempre de Dios! ¡Y los que siempre estuvieron más alejados siempre de, hacer la Voluntad de Dios!
Os digo esto para que penséis y recapacitéis. No es una crítica, aunque esto depende de vosotros, de vuestro corazón, y de cómo lo mastiquéis, y de cómo vuestras barrigas del alma lo digieran, etc.

 

 Cristo Maestro Andar.
Anuncios