Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

¡LOS REMEDIOS, LOS TRATAMIENTOS, LAS CURAS Y VACUNAS, PARA TODAS LAS ENFERMEDADES Y MALES, DE LA HUMANIDAD!

¡LOS REMEDIOS, LOS TRATAMIENTOS, LAS CURAS Y VACUNAS, PARA TODAS LAS ENFERMEDADES Y MALES, DE LA HUMANIDAD!

¡LOS REMEDIOS, LOS TRATAMIENTOS, LAS CURAS Y VACUNAS, A TODAS LAS ENFERMEDADES Y MALES, DE LA HUMANIDAD! En respuesta a un conocido en las nubes de Internet, que me dice que el martirio que estoy sufriendo, es un privilegio.

A 27 de diciembre de 2015.

Alejandro, te aseguro que la verdad, es que no tengo vocación para sentirme privilegiado por el martirio, y, preferiría llevar una vida en paz y sosiego. Porque en realidad soy una persona cariñosa, muy respetuosa y muy racionalmente comprensible, con los demás seres humanos. ¡Pero nací con un defecto biológico! ¡Pero nací con una grave enfermedad! En verdad no sé come se llama o denomina, esta grave enfermedad, en este mundo, ni, si tiene tratamiento o cura, o si existen vacunas para no padecerla, y, me refiero a tratamientos oficiales médicos y científicos. ¡Esta grave enfermedad que padezco se llama “Alergia a las injusticias”! Porque las injusticias me corroen el alma como el más fiero de los cánceres más dolorosos que no se pueden soportar. Por este motivo mi espíritu ya ha nacido rebelde a este mundo, a medida de que tomaba conciencia, de las realidades que me rodeaban. Y, me rebelo contra el mal consciente o inconsciente, sabiendo ya muchos años antes, a lo que me exponía y lo que me esperaba. Y, por mis ideales en Dios y su Justicia, tuve que echarle huevos y sufrir lo insufrible, y, aguantar lo inaguantable. Mas cuando los sufrimientos son muy grandes, estresantes y permanentes, por muy valiente que uno haya sido, ¡bajas la cabeza y caes, y te rindes, y te mueres emocionalmente, sentimentalmente, pasionalmente, mentalmente, hasta tal punto, que confundes la vida física, con la vida de estar ya muerto y viviendo en otras dimensiones! Pero cuando ya en numerosas ocasiones, mi fe se había enfriado, y, parecía definitivamente apagada, muerta y extinguida, una ligerísima brisa de aire acariciador, me sosegaba, y alentadoramente de nuevo los pulmones de mi espíritu llenaba, hasta que este, empezaba a hincharse como un sutil globo que devolvía la vida a mis mentes, a los brazos, las manos, piernas y pies, internos, mientras esa Chispa divina, me amamantaba, e irradiaba de energía glorificadora, y tentadoramente vanidosa, que hacia latir todos los corazones de mi alma. El corazón del espíritu, el corazón de mis emociones, el corazón de mis sentimientos, el corazón de todas mis pasiones, el corazón de todos mis deseos, pero, sobre todo, el corazón de mi poca fe, que muy delicadamente más que soplar, alentaba cariñosamente el rescoldo apagado de mi fe, que empezaba ligeramente a humear, hasta que se encendía con la primera chispa de esperanza que todavía brillaba en mis ojos húmedos por la lluvia que empapaba mis tristes soledades. Pues al martirio de los acosos, persecuciones, etc., había que añadir, las consecuencias que todas estas injusticias que arremetían contra mi espíritu, contra mi cuerpo, contra toda mi persona y ser. Porque al luchar contra las injusticias que golpeaban, esclavizaban y martirizaban, a los humildes y pobres de la Tierra, estas (las injusticias), como si tomasen colectivamente conciencia, se volvían contra mí y mi vida, furiosas, despectivas, e irracionalmente maliciosas en procurarme todo tipo de males oficiales y extraoficiales, silenciosos, públicos o privados.

¡Y Alejandro, la verdad es que sí, existen tratamientos, remedios y vacunas, para esta grave enfermedad, y para todas las enfermedades que podamos padecer, tener o descubrir! ¡Estos tratamientos, remedios y vacunas, las ha inventado y patentado, Dios, y, siempre las ha tenido ahí, al alcance de nuestras manos y pies, del alma! Siempre Dios, ha puesto todos los remedios y vacunas, contra todas las enfermedades y males, de la humanidad, al alcance de nuestras manos y pies, emocionales. Al alcance de nuestras manos y pies, sentimentales. Al alcance de nuestras manos y pies, de los deseos. Al alcance de nuestras manos y pies, pasionales.

¡Estos remedios y vacunas, contra todas las enfermedades y males, de la humanidad, DIOS, siempre las ha puesto al alcance de nuestras manos y pies, de nuestra voluntad! ¡Y, al alcance de manos y pies, de nuestro libre albedrío! ¡Y, al alcance de nuestras manos y pies, de nuestras conciencias! ¡Pero qué difícil resulta ser valiente para escoger nuestras manos del alma, justa! ¡Y, qué difícil es escoger nuestros pies del alma, que nos conducen a la verdadera libertad! ¡Porque lo más fácil y sencillo, es no complicarse la vida, y alargar nuestras manos suplicando siempre las migajas de esclavitud, que se caen de las mesas de los grandes banquetes de los ricos irracionalmente mundanos!

¿Qué es lo que a mí me diferencia de vosotros? ¿Será que no encuentro medicamentos o remedios, terrenalmente irracionales, para la curación y alivio, para mi enfermedad? ¿Será que las llamas de las injusticias mundanas, me queman mucho más que a vosotros? ¿O, es que a mí me queman igual que a vosotros, pero me duelen más? ¿O, simplemente será que no me gusta que me quemen, ni que quemen a nadie, ni que me produzcan dolor, ni que le produzcan dolor a nadie? ¡Porque tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que no soy tonto, y, que mi conciencia sabe muy bien anticipándose, a cuáles van a ser las consecuencias de mis rebeliones, para despertaros, y, para que dirijáis vuestra atención hacia los remedios, las curas y las vacunas, a todas las enfermedades y males, que sufre toda la humanidad, y, que Dios ha puesto al alcance de nuestras manos y pies, del alma, y, del cuerpo. ¡Y, estos remedios, curas, tratamientos y vacunas, para erradicar y extinguir, todas nuestras enfermedades y males, se LLAMAN, las LEYES y MANDAMIENTOS de DIOS! ¡Y, siempre DIOS las ha tenido y puesto, al alcance de nuestras voluntades, al alcance de nuestros libres albedríos, al alcance de nuestras mentes, de nuestras emociones, de nuestros sentimientos, deseos y pasiones, y, al alcance de nuestras conciencias! ¡Y, a pesar de todos nuestros fracasos, DIOS NO SE RINDE, y sigue poniendo a nuestro alcance, al alcance de nuestra voluntad, y de nuestras conciencias, y de nuestros pies y manos, del alma, y, del cuerpo, todos los remedios, curas, tratamientos y vacunas, para que podamos sanarnos y entrar en su Reino de Justicia, Paz, Amor, y satisfacción placentera del vivir eternamente!

Cristo Maestro Andar.

María, por eso mismo que tú dices y reconoces, es que me quieren anular o acabar con mi vida. Porque los poderosos y sus consejeros, saben que realmente puedo ser el verdadero Cristo esperado, y, el peligro que esto supondría para sus intereses terrenales y mundanos.

Un cordial saludo de, Cristo Maestro Andar.

RESPUESTA A QUIEN PIENSA Y SE CREE, QUE ESTOY BUSCANDO FELIGRESES Y SEGUIDORES, PARA LLEVAR UNA VIDA MUY CÓMODA:

A 21 de diciembre de 2015.

+ Nelson Olivares. Yo no tengo feligreses, ni seguidores y no los necesito. Tan solo perseguidores. Porque mi trabajo como enviado de Dios, tan solo me crea infinidad de enemigos y opositores. Sírvale a Usted como ejemplo su reacción. Pues así mismo ocurre con las grandes mayorías de los seres humanos. Porque semejante y peores reacciones, son las que vengo soportando durante muchos años.

En cuanto a mi cómoda vida, no se la deseo para Usted, porque aparte de todas las conspiraciones y acosos, para acabar con mi salud y vida, que desde hace muchos años vengo soportando por toda clase de fanáticos religiosos, feministas, homosexuales, políticos, etc., hay que añadir la conspiración del Estado español, que mediante el Fiscal del Estado, me ha puesto una denuncia para demostrar que no me valgo por mí mismo, y encerrarme en un manicomio, para someterme a sus maliciosos tratamientos, y convertirme en un vegetal. ¿Tal vez, si me tiene envidia le guste a Usted ocupar mi lugar?

Un cordial saludo de, Cristo Maestro Andar.

Ciertamente que así es. Y, todos los que no creyeron en Jesucristo, que fue la mayoría de la humanidad, tampoco creerán en Él, cuando de nuevo regrese, que también será la mayoría de la humanidad, que estará condenada. Lo mismo os ocurre a la mayoría de vosotros, que no creéis en mí, ni me reconocéis.
Un cordial saludo de, Cristo maestro Andar.

NOTA:

Generalmente y casi siempre, que vienen a mi correo sugerencias de personas que en FACEBOOK, etc., quieren ser mis amigos, yo automáticamente le doy a agregar a mis amigos.

Pero ahora me acabo de fijar que una señora o señorita, que quería que la agregase a mis amigos, y traduciendo según yo podía entender, ponía algo así como: su nombre, y luego pute en sala de pute, etc.”

La verdad, es que yo suelo agregar a todo el mundo que me lo pide. Pero parece y es posible, que también esto, forme parte de un chapucero y malicioso plan, para desprestigiarme.

De todas formas, Jesucristo también era amigo de supuestos delincuentes y putas.

Cristo Maestro Andar.

Publicado por Gran Monte en 11:44 Enlaces a esta entrada

Enviar por correo electrónicoMi+Foto+%285%29

Anuncios