Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

UNA CONSISTENTE Y FIRME PRUEBA DE QUE, TAMBIÉN EL ESTADO ESPAÑOL…

sábado, 19 de diciembre de 2015

– UNA CONSISTENTE Y FIRME PRUEBA DE QUE, TAMBIÉN EL ESTADO ESPAÑOL,… –

UNA CONSISTENTE Y FIRME PRUEBA DE QUE, TAMBIÉN EL ESTADO ESPAÑOL, ES UNO DE LOS PRINCIPALES CÓMPLICES DE LOS COMPLOTS, PARA CABAR CON MI SALUD (ESTABILIDAD MENTAL, VIDA CONSCIENTE Y FÍSICA), Y DE SILENCIOSOS, Y MALICIOSOS ACOSOS, PERSECUCIONES, ETC.

A 19 de diciembre de 2015.Imagen458

La simple y sencilla prueba que evidencia que también el Estado español es cómplice de algunos de los complots, de acoso, persecución, etc., contra mi vida y bienestar, es que la denuncia que desde hace ya algunos días se estaba fraguando y cocinando maliciosamente, por el Fiscal del Estado y demás, según los nuevos informes, que me han llegado ayer, es para celebrar un juicio, para, poder recluirme en un centro hospitalario mental, y someterme a sus correspondientes tratamientos. ¡Y! Además todo esto, costeándolo con mi pensión. Bueno, yo como la mayoría de los ciudadanos creía que los fiscales del Estado, estaban para acusar a los presuntos delincuentes y llevarlos a las cárceles, si resultaban culpables, etc. ¡Porque en estos casos existían ya delitos! Pero no para acusar a los ciudadanos presuntos inocentes, de ser culpables de algo que NO puede ser demostrado, porque NO ha existido ningún delito previo, ni nada que incordie a nadie, ni siquiera exista, ningún tipo de riesgo real y verdadero, en que basarse, para proteger a algún ciudadano, incluso de sí mismo, etc. Pero claro, que yo sé muy poco de leyes y derecho. Y, además soy tan tonto e ignorante, como para ignorar, que en su momento, el Fiscal del Estado, en vez de acusar de unos supuestos delitos, a una ciudadana Hermana del Rey, ejerció misteriosamente de abogado de la Misma. Pues sí, que existen verdaderos misterios legales, que como surgidos de lo más profundo de los abismos del universo del derecho cuántico, nos dejan asombrados y tan embobados, como para creernos, que la justicia es igual para todos, según afirmaba el anterior Rey, y también confirmaba no hace mucho su Hijo, el actual Rey.

Bueno, cambiemos de tema, porque mi vida no resulta judicialmente interesante, más que para los maliciosos interesados. Porque todos los demás sois buenos y santos, y supuestamente, según la justicia que es igual para todos, no sois cómplices, por llevar sus maldades a su término.

Nos avisan constantemente por los medios oficiales y demás nacionales, que al conducir nuestros vehículos tengamos, y observemos, y tomemos todo tipo de precauciones, cuando hace mucho viento, cuando llueve, cuando hay niebla, cuando hay hielo o nieva, etc.. Aquí es donde se nota que el Estado español ama a sus ciudadanos. Sin embargo, no se nota tal amor del Estado por nuestras fuerzas de seguridad del Estado, y los advierte a estos, de que tengan mucho cuidado y extremen las medidas de precaución, debido a todos estos elementos naturales, que pueden resultar peligrosos para su vida y salud, a la hora de desahuciar a los ciudadanos de sus casas, o cuando estos se manifiestan pidiendo justicia o simplemente pidiendo trabajo, etc. Aprovecho que estoy hablando de nuestras fuerzas de seguridad del Estado, y lamento también, la muerte de los dos policías españoles muertos en acto de servicio en el atentado terrorista hace algunos días en Afganistán. Y, recordarles a nuestras fuerzas de seguridad del Estado, que quienes les pagan sus sueldos, no son sus superiores, ni la Casa Real, ni el Jefe del Estado español, sino, los demás ciudadanos, y, que a estos se deben, y a los que deben servir antes que a nadie, y, no cargar contra ellos, cuando pasen algún tipo de necesidad o carencia de sus derechos humanos. Y, que algún día no muy lejano, cuando los ciudadanos tomen verdadera conciencia, de lo que, para lo que verdaderamente sirven nuestras fuerzas de seguridad del Estado, es para oprimirnos, acosarnos, perseguirnos, y, hacer con nuestras vidas, lo que les venga en gana a sus jefes, tomen represalias, y los acusen de todas estas injusticias y atropellos, etc., ante nuevos tribunales, que no estarán al servicio de esos supuestos “jefes democráticos”, que tan solo sirven, para tener a los ciudadanos esclavizados, y encauzados bajo el yugo de la carencia de toda clase de verdadera justicia, y deficiencia de todos los derechos humanos, que nos puedan garantizar una vida ordenada, armoniosa, pacífica y placentera.

También recordarle a nuestras fuerzas de seguridad del Estado, que cuando están lejos de nuestras fronteras, simplemente están ejerciendo de matones del Imperio Anglosajón, y de sus intereses criminalmente injustos, opresivos y esclavizadores, en todo este Planeta, cuando y aunque, estén sirviendo a unas Organizaciones (OTAN, ONU, ETC.), que están maliciosamente y oscuramente, al servicio de este Imperio del mal, o, de este Imperio del Lado Oscuro, que nos gobierna a base de porrazos, encarcelamientos, torturas, robo y asesinato legal, o, acosos y persecuciones, legales, sociales, económicos, religiosos, etc.

Yo creo que para darse cuenta de todas estas cosas, no hay que ser muy inteligente, ni listo. ¡Tan solo hay que cuestionarse, si realmente somos decentes en nuestros trabajos y dedicaciones!

¡Yo no me creo más inteligente, ni más listo que la mayoría, pero para tomar conciencia de estas cosas, tan solo basta con cuestionarse, si realmente somos honrados en nuestros trabajos y dedicaciones! ¿Verdaderamente estáis convencidos, de que un sueldo justifica nuestra falta de decencia y honradez? ¡Si realmente creéis esto, es que NO sois, NI honrados, NI decentes, porque, estáis justificando que por un sueldo, acosáis, perseguís, encarceláis, torturáis, robáis y matáis, a vuestros prójimos, a vuestros semejantes! ¿Así es como nos enseñaba a ser Jesucristo? ¿Entonces por qué os seguís llamando cristianos? ¿A quién pretendéis engañar, a vuestros semejantes, a Jesucristo, a Dios, o, a vosotros mismos? ¡Si es que pretendéis engañaros a vosotros mismos, lo habéis conseguido! ¡Pero no conseguiréis engañar a Jesucristo, ni a Dios! ¡A menos que, penséis y creáis, que Dios y Jesucristo, no existen y jamás han existido! ¡A menos que creáis que Jesucristo jamás volverá a este Planeta a hacer Justicia! ¡A MENOS QUE CREÁIS QUE SI VIENE JESUCRISTO DE NUEVO A ESTE PLANETA, LO MEJOR SERÍA LIQUIDARLO, para que no lleve adelante los Planes de Dios, para la humanidad! ¿Quizás por eso tratáis de eliminarme a mí, por si acaso, yo sea verdaderamente el Cristo? ¡Qué yo sea o no, el Cristo esperado, no importa! ¡Lo que sí verdaderamente importa, es que estaríais dispuestos a hacer lo mismo, sea quien sea el Cristo esperado! ¡Y, esto demuestra que NO sois decentes, NI formales, NI honrados, NI estáis siendo justos, y, demuestra que, estáis sirviendo a unos amos, a unos jefes, que NO son decentes, NI formales, NI honrados, ni justos, sean quienes sean, estos amos, jefes, superiores, etc., o, se escondan detrás del Estado, o, estén detrás de la OTAN, la ONU, etc.! ¿Os resulta ofensiva y molesta, la verdad, la realidad en que vivís, la realidad en que cobráis unos sueldos injustos? ¿Os resulta ofensiva y molesta, la verdad, cuando coméis o bebeis, a cuenta de traicionar a todos los que verdaderamente os proporcionan con sus impuestos, todo lo que necesitáis vosotros y vuestras familias, para sobrevivir? ¡Si todas estas cosas que os digo, os ofenden y molestan, tenéis razón para acosarme, perseguirme, etc., e incluso para matarme! ¡Porque, por todas estas cosas, también fueron perseguidos, etc. y muertos, los Mensajeros y Profetas de Dios, antes que yo! ¡Y, por todas estas cosas persiguieron y mataron a Jesucristo! ¿Acaso, tal vez o quizás, no fue el mismo Jesucristo que dijo: …”La verdad os hará Libres”… ¿Sin embargo quienes son todos aquellos a los que la verdad asusta, a los que la verdad obliga a conspirar maliciosamente para perseguir, encarcelar, robar y matar a sus semejantes? ¿Acaso os encontréis algunos o muchos, en estas situaciones y circunstancias, en que la verdad, no os guste, en que la verdad, os asuste, en que la verdad os aterrorice, en que la verdad, os obligue a ser como sois, y, a justificar todos vuestros malos comportamientos y todos vuestros crímenes? ¿Todavía no sois capaces de saber quienes realmente sois, y si vuestras responsabilidades oficiales, vuestros sueldos, vuestros deberes, vuestros comportamientos, vuestros quehaceres cotidianos, os convierten en ladrones o asesinos, y un largo etc., o cómplices de todos estos? ¡Yo no creo que seáis tontos, ni tan ignorantes, ni tan analfabetos, como para comprender estas cosas tan simples y sencillas! ¡Porque estas cosas, por mucho que las explicáramos, no podrían entenderlas o comprenderlas, un pájaro, un mono, un ratón, un perro, etc.! ¡Pero a estas alturas que un ser humano normal, no entienda o comprenda, estas simples y sencillas cuestiones, NO es por falta de inteligencia o por FALTA de sabiduría, sino que, ES POR FALTA DE DECENCIA, POR FALTA DE FORMALIDAD y por FALTA DE HONRADEZ! ¿Y, si NO sois formales, NI decentes, NI honrados, qué sois? ¿Es necesario que yo os lo diga o responda? ¡No! ¡No es necesario que yo os insulte, porque vosotros mismos os definís, y, vosotros mismos lo sabéis también como yo lo sé!

Os aseguro que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que yo nunca fui bueno, ni justo, ni honrado, ni formal, ni decente, ¡a pesar de que llevo toda mi vida intentándolo! ¡Pero lo que a mí me diferencia de vosotros, es que yo tengo el valor de reconocerlo, de comprenderlo y aceptarlo! ¡Porque solo comprendiéndolo, reconociéndolo y aceptándolo, comprenderemos nuestra verdad, reconoceremos la verdad, y aceptaremos la verdad, para que la verdad, nos haga libres, y, para que la verdad, nos llene de humildad, para arrepentirnos y pedir perdón a Dios, por todos nuestros fracasos e intentos, para, convertirnos en seres humanos formales, decentes y honrados! ¡Y, porque al pedir perdón a Dios, por todos nuestros errores, e intentos y fracasos, para ser mejores personas, le estamos pidiendo también perdón, a nuestros prójimos y a nuestros semejantes, y, estamos aceptando conscientemente, la gran verdad que nos hará realmente libres, de que no somos buenos y que nuestros comportamientos no son buenos, ni justos! Porque si aceptamos que la verdad, nos molesta, nos duele, nos ofende, etc., no la escondamos, ni la apartemos, y no persigamos a quienes nos la muestran. ¡Porque en realidad, quienes nos muestran la verdad, son quienes realmente nos aman y están dando sus vidas por nosotros!

Cristo Maestro Andar.

Publicado por Gran Monte en 18:00 Enlaces a esta entrada

Enviar por correo electrónico

Anuncios