Un Gran Monte
El blog personal de Un Gran Monte

— LOS AMAÑA MUÑECOS —

LOS AMAÑA MUÑECOS Y DEMÁS PARÁSITOS.

A 28 de febrero de 2016.

 

Imagen268¡Voy a contaros un cuento! ¡No! ¡Mejor voy a contaros una película! ¡No! ¡Mucho mejor sería contaros una obra de teatro! ¡No! ¡Y! ¿Acaso, quizás o tal vez, sería mucho mejor todavía, contaros una fábula o una extraordinaria utopía política, social, económica o religiosa? ¿Porque, acaso, tal vez y quizás, los Mandamientos de la Ley de Dios, no sean todo esto? ¿Acaso los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, no son y representan una utopía política de igualdad, una utopía social de igualdad, una utopía económica de igualdad, una utopía religiosa de igualdad, etc.? ¡Sí, lo son! ¡Porque Dios en sus Diez Mandamientos, le está llamando amor, a la igualdad política, a la igualdad social, a la igualdad económica, y a la igualdad religiosa, y a la igualdad moral, y a la igualdad ética, etc.! ¿Pero entonces a quien le interesa marear la perdiz, para que todos estemos constantemente mareados y sin saber lo que realmente Dios quiere de nosotros? ¡Pues a los parásitos religiosos, a los parásitos sociales, a los parásitos militares (altos mandos), a los parásitos medios y altos funcionarios (políticos etc.), que no permiten que se entienda que lo que Dios llama amor, sea y es realmente, la verdadera igualdad entre los seres humanos! ¡Pero, esta igualdad no es una igualdad utópica, sino que Dios se está refiriendo a una igualdad práctica, una igualdad física sobre el terreno. ¡Esta igualdad aunque nos la revistan de un manto espiritual y místico, no es simplemente sino, el amor práctico y verdadero, que tiene que manifestarse físicamente y en la práctica, en nuestros hogares, en la calle, y en la política social, económica y religiosa!

 

¿Pero entonces por qué, si tantos estudios tienen nuestros políticos, nuestros religiosos, nuestros ricos y poderosos, no entienden lo que Dios llama AMOR? ¡Bueno, esto sería como preguntarle a nuestros parásitos intestinales! ¿Por qué seguís en nuestras tripas? ¡Los parásitos están en nuestras tripas, porque ahí se encuentran más calentitos, y más gordos, y no tienen que esforzarse para alimentarse, tan solo tienen que permanecer siempre en nuestras tripas, y harán todo lo que le es posible, para no abandonar sus puestos, sus lugares, donde por generaciones viven y tienen pensado vivir eternamente, etc.! ¡Y los ricos, los poderosos de turno, las altas jerarquías militares, religiosas, económicas y sociales, nos ponen a los humildes y ciudadanos de la Tierra, el palo con la zanahoria, para que sigamos detrás de nuestros políticos, religiosos de turno, artistas, músicos, etc., etc., etc.,! ¡Esto es así de claro y sencillo! ¡Y parece muy claro que, nosotros por muchos títulos que tengamos, somos los borregos que perseguimos las zanahorias de todas las utopías, que nos ponen delante nuestras altas jerarquías religiosas, militares, políticas, económicas, sociales, etc.! ¡Pues como somos morbosamente sádicos, a seguir persiguiendo zanahorias! ¡Que es lo nuestro! ¡Amén!

Cristo Maestro Andar.

NOTA: ¡Que no os enteráis! ¡Que el verdadero amor, no es ponerle el culo a nadie, ni abrirse de piernas, no perseguir zanahorias utópicas, etc.! ¡Qué DIOS NO ES TONTO, NI IGNORANTE, sino que nosotros somos los tontos y los ignorantes, por muchos títulos, doctorados, etc., que tengamos! ¡Y, pensar que los ateos se creen más listos que los religiosos, vaya estupidez! ¡Y pensar, que los religiosos se creen mejores y más santos, que los demás, vaya estupidez, porque, creer y serle fiel a Dios, no es eso, sino tratar al menos, poner en práctica sus Diez mandamientos de la Ley universales!¡Por esto es que persiguieron y trataron de matar a los Profetas, Enviados y Mensajeros de Dios! ¡Por esto es, que mandaron matar y mataron a Jesucristo! ¡Y, por esto es, que a mí me están haciendo lo que están haciendo! ¡Y por esto es, que fueron llamados a EE.UU (Imperio anglosajón y Bestia apocalíptica surgida del mar, cuando se descubrió América), los del grupo político español “Podemos”, para dejarles bien claro a quien debían someterse y obedecer, si querían seguir progresando en la política, amén!

Anuncios